Blanqueo: la AFIP ya sabe cómo saltar el "corralito" que le impuso Macri en la Ciudad

Blanqueo: la AFIP ya sabe cómo saltar el
Desde el organismo recaudador confirmaron a iProfesional.com que no habrá intercambio de información con los gobiernos que no compatibilicen sus criterios con los de la Nación. Así, el fisco porteño se verá atado de manos para impulsar una fiscalización completa a fin de cobrar el impuesto adeudado
La decisión del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, de no acompañar el blanqueo de capitales y la amplia moratoria impositiva impulsada desde el Ejecutivo nacional buscaba complicar la adhesión al régimen.

Esto es así, ya que el fisco local obligará a pagar el Impuesto sobre los Ingresos Brutos a las empresas y particulares que blanqueen o exterioricen sus fondos. Si bien la tasa general es de 3%, para determinadas actividades el monto a cancelar puede elevarse hasta superar el 15% del total de los fondos en juego.

Por lo tanto, la decisión porteña constituiría una importante traba para sectores como el inmobiliario, que concentra el 80% de la actividad en Capital Federal.

Ante esta jugada, que podía afectar la aplicación del plan, desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) encontraron la forma para que los porteños que quieran adherirse al blanqueo y a la moratoria puedan saltar el “corralito” establecido por Macri.

Altas fuentes del fisco confirmaron a iProfesional.com que “teniendo en cuenta que la ley de blanqueo ya cuenta con el apoyo del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y del Gobierno de Estados Unidos, la traba impuesta por el jefe de Gobierno porteño es meramente política”.

Estas declaraciones refieren a los alentadores resultados de la reunión mantenida la semana pasada entre el ministro de Interior, Aníbal Fernández, con las autoridades del GAFI. También se apoyan en la actualización del informe 2008 sobre la Estrategia Internacional para el Control del Lavado de Dinero emitido por el Departamento de Estado norteamericano.

“Por lo tanto, los porteños que blanqueen sus fondos gozarán del beneficio del más estricto secreto fiscal. No habrá ningún tipo de intercambio de información con los gobiernos que no compatibilicen sus criterios con los de la Nación”, aseguraron desde la AFIP.

"El secreto fiscal será clave para que los contribuyentes consideren que los próximos meses son el momento ideal para blanquear los fondos”, aseguraron las fuentes oficiales. De hecho, este martes fue publicada en el Boletín Oficial la disposición 98/2009 emitida por la AFIP que reformula las normas que rigen el secreto fiscal.

En cuanto al criterio de interpretación de normas, desde la AFIP ratificaron que “en el supuesto de existir alguna duda, se aplicará el principio in dubio pro-acuerdo fiscal”.

De esta manera, se da solución al problema adelantado oportunamente por el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray: “La decisión del Gobierno porteño está trabando –principalmente- la posibilidad de blanqueo por parte de los operadores del sector inmobiliario y del sector del turismo”.

La orden que emana de lo más alto del organismo recaudador no es menor ya que al no poder contar con los datos concretos de las empresas y particulares que blanqueen sus fondos, el fisco porteño se verá atado de manos para impulsar una fiscalización completa a fin de cobrar el impuesto adeudado.

Por ejemplo, la AFIP maneja datos sobre niveles de facturación que obtiene a partir de las declaraciones juradas de IVA y que sirven de parámetro para detectar inconsistencias y seleccionar a los contribuyentes que reúnen las condiciones para ser inspeccionados habitualmente.

Siguiendo el ejemplo, hasta ahora el fisco porteño contaba con esa información que también utilizaba -vía intercambio de datos- para sus propias fiscalizaciones de Ingresos Brutos, partiendo de la base del indicador del nivel de facturación de los contribuyentes que le proporcionaba la AFIP, entre otros indicadores.

Fiscalizaciones e inspecciones

Complementariamente, la AFIP emitió una nueva norma que ratifica lo adelantado por el Subdirector General de Fiscalización, Horacio Curien.

Puntualmente, respecto a las fiscalizaciones en curso, el funcionario señaló que “los inspectores tienen instrucción expresa de exteriorizar rápidamente el monto adeudado a los fines que el contribuyente pueda adherirse al blanqueo”.

El primer paso en dicho camino fue dado con la publicación en el Boletín Oficial de la disposición 93/2009 de la AFIP.

“En concreto, se trata de una medida de ordenamiento administrativo que apunta a evitar la dispersión de expedientes en dependencias que no sean aquellas en las cuales se encuentran inscriptos los contribuyentes”, explicó Enrique Scalone, titular del estudio que lleva su nombre.

“Para ello se anula una disposición de hace seis años que extendía la jurisdicción y la facultad de juez administrativo a funcionarios de otras dependencias del organismo, además de aquella en la que el contribuyente estuviera inscripto”, agregó Scalone.

En igual sentido, desde el estudio Harteneck-Quian, Teresa Gómez & Asociados, Teresa Gómez, explicó que “a través de la norma, la AFIP determinó que para todos los contribuyentes que se adhieran a la denominada ley de la moratoria y blanqueo, las funciones y facultades de fiscalización serán ejercidas, exclusivamente, por los funcionarios de la dependencia en la que los responsables se encuentren inscriptos”.

La medida busca agilizar las fiscalizaciones e inspecciones en curso para asì facilitar la tarea de los agentes de la AFIP a fin de aumentar el monto que pueda adherirse al blanqueo y a la moratoria.

Comentá la nota