El blanqueo de la AFIP atrajo $ 18.113 millones

La anunciada "repatriación de capitales" terminó siendo prácticamente un blanqueo de fondos que ya estaban en el país. Apenas el 4,3% de los 18.113 millones de pesos que fueron declarados por los argentinos en el marco del acuerdo fiscal lanzado por el Gobierno corresponden a dinero y bienes que se encontraban en el exterior.
Las cifras de los fondos exteriorizados por el blanqueo de capitales contemplado en la ley 26.476 fueron confirmadas ayer por el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray. El funcionario brindó también detalles acerca del otro capítulo del acuerdo fiscal que venció anteayer, la moratoria impositiva: 169.311 contribuyentes se acogieron a las nuevas condiciones, por las cuales deberán cancelar -en un plazo de hasta diez años- deudas que ascienden en total a 14.719 millones de pesos.

Continúa aún abierto, hasta el 28 de enero de 2010, el capítulo referido a la regularización de trabajadores. Según Echegaray, hasta ayer se había formalizado la situación laboral de 330.547 empleados, cuyos jefes se convencieron con el eslogan "tudo bom, tudo legal" de la publicidad oficial. Según un estudio del Centro de Economía Regional y Experimental, esa cantidad representa apenas el 7,8% del total de trabajadores en negro. "Tenemos la satisfacción de haber logrado un plan exitoso -dijo Echegaray-. Los fondos que no estaban en la economía, hoy los tenemos aquí."

Su entusiasmo, sin embargo, no fue compartido por algunos de los especialistas consultados por LA NACION. En particular, cuestionaron que los 4700 millones de dólares reingresados en el sistema cubren una parte ínfima de los 45.000 millones que se fugaron entre 2008 y 2009.

Controversia

"Aproximadamente en el exterior hay 150.000 millones de dólares no declarados entre dinero y bienes de argentinos, con lo que 4700 millones es una cifra muy escasa. No es un buen resultado", opinó el tributarista César Litvin. Una postura similar sostuvo su colega Eugenio de Mayolas, para quien el único sector que ha registrado un cierto repunte gracias al blanqueo de capitales ha sido el inmobiliario, "porque es el que más beneficios trae aparejado" (quienes utilizaran los fondos para inversiones de ese tipo sólo debían pagar una tasa del 1%).

La vicepresidenta segunda del Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas de la ciudad de Buenos Aires, Flavia Melzi, destacó que fue llamativo el incremento de adherentes al blanqueo en las últimas semanas, pero de todos modos aclaró que "no fue significativo lo que vino del exterior. La publicitada repatriación no parece haber tenido demasiada significación, aunque sí si se toman en cuenta los fondos que pudieran haber estado en cajas en los bancos o en el colchón".

En cambio, Victor Fabetti, del estudio Fabetti-Bertani, se mostró sorprendido por el volumen alcanzado por el blanqueo, ya que inicialmente sólo estimaba unos US$ 1000 millones. "El impacto en la recaudación de esta medida, en el corto plazo, puede rondar los 500 millones de pesos, pero a futuro quedan blanqueados más de 18.000 millones de bienes que van a tributar de acá en adelante", dijo.

Según la AFIP, 544 contribuyentes declararon $ 781 millones que estaban en el exterior (pagarán una tasa del 8%) y 460 adherentes blanquearon títulos públicos por 296 millones (3% de tasa). Los restantes 34.794 contribuyentes declararon inversiones, bienes y depósitos locales por 17.036 millones, pero no se detalló cómo están compuestos esos activos, que tributan tasas del 1 al 6 por ciento.

Respecto de la moratoria, el 21% corresponde a refinanciación de planes anteriores y el resto a acogimientos de deuda nueva. La mayor regularización se registró en el impuesto a las ganancias, con 41 por ciento de los casos. Luego se ubicaron el IVA (25%), las contribuciones a la seguridad social (8%), aportes a la seguridad social (6%) y otros gravámenes (20 por ciento).

Comentá la nota