Blanco ratificó que se esperará la decisión de los órganos involucraos en la discusión

Tras la resolución de la Asociación Sindical de Obreros y Empleados Municipales de declarar un paro de actividades para la próxima semana –en fecha a confirmar- en medio de la discusión con funcionarios municipales, el secretario de Gobierno Pablo Blanco reiteró la postura adoptada por el Ejecutivo municipal de aguardar la resolución del Tribunal de Cuentas y el Ministerio de Trabajo para luego resolver la discusión.
“Si tengo un conflicto y voy a un mediador, o la autoridad de aplicación del convenio como es el Ministerio de Trabajo, y en las reuniones -de común acuerdo- las dos partes establecen que se haga una consulta al Tribunal de Cuentas, si prestamos conformidad a todo esto debemos esperar el resultado”, señaló Blanco, quien advirtió que desde la dirigencia del gremio “pretenden un diálogo dejando de lado la mediación y lo resolvamos por nuestra cuenta, pero ellos lo plantearon así y debemos esperar que finalice ese trámite”, reiteró.

En este sentido, el funcionario recordó que el reclamo se fundamenta en el hecho que “según su criterio el Municipio está liquidando mal las asignaciones familiares. Hemos tenido una citación en el Ministerio de Trabajo, en la segunda audiencia se quedó que esto iba a ir en consulta al Tribunal de Cuentas Municipal, y en ese proceso se está”.

Incluso, recordó que para la próxima semana el Ejecutivo municipal está citado tanto por el Ministerio de Trabajo como por el Tribunal de Cuentas, por lo que “estamos a la espera que se resuelva en el ámbito que el gremio llevó el asunto”.

El Secretario de Gobierno descartó las acusaciones de sindicalistas indicando una falta de diálogo al recordar que “los hemos atendido” pero consideró que “si falta de diálogo es no decir que sí a lo que solicitan, no somos los que los llevamos al ámbito del Trabajo”.

“Estamos convencidos –agregó Blanco- que la forma que estamos liquidando las asignaciones es la forma correcta, es como siempre se liquidó en el ámbito del Municipio de Río Grande, del Gobierno provincial o de los otros municipios. Porque siempre se pagó el 50% de la asignación familiar como ese concepto y el otro 50% se paga como radicación familiar; en definitiva, el monto final es el mismo que el que reclaman. Sostienen que los valores nacionales del ANSES no lo está cumpliendo el Municipio y esto no es así, si se suma asignación familiar y radicación familia, es el mismo monto que paga el ANSES, y es como siempre se liquidó en la órbita del Municipio”.

“Hay una interpretación distinta después de casi once meses que tiene vigencia el convenio, ellos lo llevaron al ámbito del Ministerio de Trabajo y estamos a espera de lo que resuelva éste ente que está sirviendo de mediador”, reiteró Blanco.

En cuanto a la posibilidad de judicializar el asunto, Blanco sostuvo que los sindicalitas “tienen todo el derecho que les da la Constitución y las leyes, si creen que se sienten perjudicados que lo hagan, si quieren hacer medida de fuerza, si creen que tiene los motivos para llevarla a adelante, lo harán. En un país democrático y libre, tenemos todos la posibilidad de ejercer nuestro derechos, cuando creemos que están afectados, siempre dentro de la normativa de la ley”.

Comentá la nota