Bittel pidió "ser prudentes y no ensañarse" con la gente que sostiene un deporte con mucho esfuerzo

El subsecretario de Deportes de la provincia, Raúl Bittel, pidió prudencia a la hora de juzgar responsabilidades en torno a la tragedia ocurrida días atrás en aguas del río Paraná, entre las ciudades de Posadas y Encarnación.
Si bien reconoció a DiarioChaco.com que los participantes chaqueños no forman parte de los triatlonistas del programa "Chaco Eventos" que depende de su área, dijo estar conmovido porque "son gente que cuida muchísimo la seguridad" ya que "los nadadores y los organizadores tienen relaciones de amistad o de parentesco".

En contacto con DiarioChaco.com, Bittel prefirió evitar juicios de valor acerca de las medidas de seguridad que se tomaron en la trágica competencia: "Sería injusto pensar que los propios familiares de los nadadores, que muchas veces los acompañan en los botes y los esperan en la costa, están dispuestos a correr riesgos innecesarios".

De todos modos, a título de ejemplo relató que en las competencias de pesca deportiva la peligrosidad de las barcazas atracadas en las zonas portuarias es evidente, a lo que debe sumarse la situación "impredecible" del río en esta época.

Las actividades en aguas abiertas suponen riesgos que a veces son minimizados con restricciones tales como exigir que los competidores sean profesionales federados o que la navegación se limite durante las competencias.

Para el fiscal de Encarnación, Paraguay, en cuya jurisdicción se produjeron las muertes, hay responsabilidad penal por parte de los organizadores y adelantó que tratará de acusarlos de homicidio culposo. En cuanto a Raúl Bittel, dijo que la cartera que conduce está a disposición de los familiares e integrantes de la comitiva de nadadores, ya que, emocionalmente, "ahora les va a costar mucho levantar cabeza".

Comentá la nota