Binner, sobre el armado de un Frente Progresista a nivel nacional: "No es una receta de cocina"

Binner, sobre el armado de un Frente Progresista a nivel nacional: "No es una receta de cocina"Binner se diferenció de Cobos. "No recuerdo en nuestro país un hecho similar", sobre la pelea del vice con la presidenta.
El gobernador de Santa Fe advirtió sobre la dificultad de articular una alianza nacional similar a la que encabeza en Santa Fe. Calificó a Pino Solanas y Luis Juez como "personas importantes". Volvió a diferenciarse de Julio Cobos.

De fondo, se escucha el rugir de los bombos y el canto de unos mil jóvenes socialistas: "Binner presidente". Como un duque inglés en medio de una batahola tropical, Hermes Binner se sienta en el fondo de la carpa gigante -donde luego dará un discurso que durará hasta entrada la noche- y dialoga con Página/12 sobre la alternativa de un frente de centroizquierda. "No es una receta de cocina", advierte el gobernador de Santa Fe, al tiempo que sostiene que Pino Solanas y Luis Juez son "personas importantes".

-El jueves estuvo Pino Solanas en el campamento, el viernes lo acompañó Luis Juez. ¿Se viene un frente de centroizquierda?

-Hace veinte años que venimos trabajando en esta idea frentista. Nosotros tenemos un armado en Santa Fe, que es el Frente Progresista Cívico y Social, en el cual está la UCR, están el GEN, el ARI, la Democracia Progresista y hay movimientos sociales.

-A esos sectores, ¿se puede incorporar Proyecto Sur o el EDE, de Martín Sabbatella?

-Obviamente. Hay un miembro del espacio de Martín Sabbatella que participa en el Frente Progresista.

-¿Y ese frente de Santa Fe se puede replicar a nivel nacional?

-Bueno, no es una receta de cocina. Hay que ver la realidad de cada provincia. Pero nosotros tenemos que construir una Nación de forma diferente: no de Buenos Aires hacia el interior, sino del interior hacia Buenos Aires, porque las provincias son preexistentes a la Nación. Entonces, rescatar al federalismo es una forma de rescatar líneas de democracia que permitan satisfacer las necesidades básicas de la gente. Hoy la democracia representativa es imprescindible, pero no alcanza. Necesitamos realmente sumarle la democracia participativa.

-¿Qué tienen en común con usted Solanas y Juez?

-Son dos personas que tienen realmente una gravitación muy importante a partir de las últimas elecciones y de lo que ha hecho cada uno en su vida. Creo realmente que son personas muy importantes.

-¿Con Julio Cobos, que lo quiere de vice, tiene coincidencias?

-Bueno, Cobos está en una situación compleja, si se quiere, porque él participó activamente de una fórmula y hoy, dentro del Gobierno, es oposición. Yo no recuerdo en la historia de nuestro país un hecho similar. Tal vez cuando se muere Quintana... Quizás allí podemos buscar en la historia argentina un hecho de esa naturaleza.

-¿Usted ve al socialismo apoyando a Cobos como candidato a presidente?

-No, nosotros queremos que este año del bicentenario dejemos descansar a la gente. La gente ya votó, la gente eligió y quiere que gobernemos, ¿no? Si ya este año, lo único que nos preocupa es "éste sí, con éste no, con el otro tampoco"... Digo, tratemos de buscar consensos y aprovechar los lugares en los que nos eligió la gente, ya sea en el Ejecutivo o en el Legislativo para desarrollar de allí una política de integración de los poderes como base de la República.

-Sin embargo, otros dirigentes no parecen hacerle mucho caso: Eduardo Duhalde se lanzó, Francisco de Narváez dice que lo está pensando...

-A todos los habilita la Constitución para pensarlo, otra cosa es que yo lo comparta. Creo que tenemos que trabajar por una cultura de inclusión y de suma, que permita que todos aquellos que están enojados con la política y los políticos, pero que tienen mucho para dar desde la cultura, desde la ciencia, se puedan acercar como referentes sociales para construir un país mejor. Esa gente no puede estar al margen de un proyecto de cambio del país.

-Usted dice que se dejen las candidaturas para más adelante, pero acá los chicos de la juventud del PS le cantan "Binner presidente".

-Bueno, de algún club, puede ser también.

-Mmmm, no. Me parece que dicen presidente de la Nación.

-Estamos trabajando en la provincia de Santa Fe. Estamos a mitad del mandato y tenemos una serie de proyectos para concretar este año y el que viene que creemos que son fundamentales. Sobre todo, lo que hace a las obras públicas con fin social: escuelas, hospitales, centros de salud en general, rutas que nos comuniquen el interior. En Santa Fe llevamos adelante un programa y logramos ganar las elecciones. Y pusimos en marcha un plan estratégico en el cual participan más de diez mil santafesinas y santafesinos. Y hemos regionalizado la provincia, porque no queremos ser los nuevos administradores del viejo Estado, sino de un Estado más democrático, más participativo, con más derechos para la gente. Tenemos muchas obras por delante y queremos no distraernos en lo que nos hemos comprometido. No podemos estar con el cuerpo en una parte y el alma, en otra. Queremos hacer las cosas con mucha pasión como lo estamos haciendo en Santa Fe.

-¿Cómo evalúa el desplazamiento de Martín Redrado del Banco Central?

-Es parte de lo que venimos reclamando permanentemente: los dos principales problemas que tiene la Argentina son el de la pobreza y el de la institucionalidad. El de la pobreza porque no hay país en el mundo que con un 30 o 40 por ciento de pobres se pueda desarrollar.

-Para usted, ¿el gobierno nacional no está enfrentando estos dos problemas?

-Creo que no. Y creo que se equivoca si insiste con los Decretos de Necesidad y Urgencia. En el espíritu de la Constitución de 1994 se permitía limitar el presidencialismo. Y limitar los motivos de excepción para un DNU. Todo esto no está corroborado en la práctica. Debemos buscar un sustento mayor para hacer un país más creíble, desde el punto de vista de la producción y del trabajo, que permita mayor inversión en sectores productivos para tener mayor mano de obra y mayor riqueza como país.

-¿Martín Redrado hizo lo correcto al negarse a transferir los fondos de las reservas para el Fondo del Bicentenario?

-Estamos dentro de lo mismo, ¿verdad? Es parte de esta baja institucionalidad que vivimos. Probablemente, a Redrado le asiste un derecho, que es el logrado por la Carta Orgánica del Banco Central.

-¿Qué piensa del aval que le dio la gobernadora de Tierra del Fuego Fabiana Ríos al matrimonio gay? ¿Usted haría lo mismo si tuviera un fallo favorable?

-La verdad que no. Porque creo que lo impide el Código Civil. (Página 12)

Comentá la nota