Binner: "Si no sale la Reforma, se empeorarán todas las cosas"

Binner: "Sin una armonización tributaria la Región Centro es un dibujo", sentenció Binner.
En una entrevista a un matutino rosarino, el Gobernador se volvió a mostrar optimista respecto al tratamiento en el Senado de la Reforma Tributaria y el Presupuesto. Además expresó que no será vice ni de Cobos ni de Kirchner.

-Dos años de gobierno. Es un buen momento para que haga un modesto diagnóstico, y con qué situaciones difíciles se encontró que no evaluaba antes.

-Teníamos un diagnóstico de la realidad y eso nos permitió elaborar un programa. Cuando lo presentamos decíamos: "Guárdenlo porque es la forma de seguir al gobierno", luego se enriqueció con el Plan Estratégico y finalmente lo que hablamos del cambio está plasmado en cinco cuadernillos de las cinco regiones. Tienen que ver con construcción de escuelas, presupuesto educativo (que hoy es del 37,5 por ciento), centros de salud, hospitales de alta complejidad y se está haciendo el Sistema Integrado de Salud, entre otras muchas cosas. En lo social avanzamos en Educación: hay un 20% más de estudiantes secundarios. En Seguridad incorporamos 600 móviles nuevos. En el Iapos no hay quejas y en materia eléctrica invertimos 1.000 millones de pesos. Del desguace que había cuando asumimos hay una gran avance.

-¿Cómo se compadece esto que usted reseña con el notorio déficit que tiene la provincia? ¿De dónde va a sacar recursos?

-No creemos que el Estado deba ahorrar, debe servir a los intereses de la población. A diferencia de un ente privado, que busca el lucro, nosotros invertimos. El endeudamiento es porque creo que la obra pública moviliza a las empresas y al trabajo de la gente. Es una mirada neokeynesiana, útil para no deprimir la economía.

-¿Hay muchas dificultades para acordar la reforma tributaria a partir de los dictámenes de mayoría y minoría?

-Sin una armonización tributaria la Región Centro es un dibujo. La reforma tributaria que se nos negó el año pasado sí la lograron Córdoba y Entre Ríos. Y van por la segunda. Se genera en Santa Fe que las propias provincias limítrofes plantean que hay empresas que vienen a facturar a Santa Fe 'para que no paguen ingresos brutos.

-Hay gremios en otras provincias que apoyan las reformas tributarias. Y aquí los docentes, por ejemplo, no están jugados con la reforma.

-Actúan con análisis diferentes. Si uno habla de tener más recursos para pagar mejores sueldos, no se entiende cómo los docentes han dicho que es una extorsión... La economía sigue siendo sumas y restas...

-Los docentes parecían pertenecer a un gremio "amigo". ¿Lo sorprendió?

 -Son puntos de vista diferentes.

-¿Qué pasa si no sale la reforma?

-Se empeorarán todas las cosas.

-¿Cómo se expresaría eso?

-Quiero pensar en positivo y creer que habrá acuerdo para la reforma. Nadie puede decir que los insumos costaban igual hace 16 años. Santa Fe depende en un 70 por ciento de la coparticipación nacional, es una afrenta al federalismo. Y somos una de las provincias más ricas del país. Esto se debe hablar, no hay soluciones mágicas pero es necesario redistribuir la coparticipación.

-Los niveles de interlocución entre los senadores justicialistas y el ministro Antonio Bonfatti fracasaron. Dado que el PJ considera que en vez de reforma es un "impuestazo" y que hay desconfianza en su funcionario, ¿por qué no se pone usted al frente de las negociaciones?

-Dialogo con todos los que quieren dialogar. Tenemos el derecho a la información pública, pueden ir a los libros.

-Pero falta el cara a cara.

-Hemos estado cara a cara.

-¿No teme que estos dos años eminentemente políticos paralice la tarea legislativa?

-No creo. Es cierto que en las próximas elecciones tenemos un grado de responsabilidad con los problemas que es nuestro mejor argumento para la gente. Algunas cosas se pueden hacer y otras no. Las haremos si tenemos tiempo.

-A su administración se le imputa haber gastado excesivamente y dilapidado recursos que se habían acumulado en el Tesoro en gestiones anteriores, básicamente la de su antecesor. Pese a haber manifestado que el Estado no debe ahorrar, ¿cómo toma esas críticas?

-Deme ejemplos, casos. ¿En qué gastamos?

-Se dice que en el aumento del personal de una forma escandalosa...

-¿Y dónde están? Nos tuvimos que hacer cargo de varios miles que fueron nombrados antes de que yo asumiera. Vamos para adelante. Toda la gente que entró con nosotros se va con nosotros. Y los que van a entrar en tareas de gestión lo harán por concurso. Se va a llamar para cubrir el Tribunal de Cuentas, falta una persona allí. Incrementamos en tres mil millones la masa salarial docente. ¿Adónde están los nombrados?

-Se habla de que usted incorporó nueve mil agentes.

-De nueve puede hablar... Lo desmiento. Deme los nombres de los nueve.

-¿Estamos hablando de la planta general?

-Sí. En la docencia había 10 mil que estaban en negro, ahora están en blanco.

-¿Pero cuántos ingresaron con usted?

-Pero no son empleados de acción... ¡Mi chofer por ejemplo! Por eso decimos que vamos por el cambio, para hacer lo otro que sigan los otros (por el peronismo). Con este presupuesto rígido vamos a pagar salarios y aguinaldo, tal vez se retrasen obras.

 -¿Es un delirio haber escrito que aceptará ser candidato a vice de Cobos en tanto y en cuanto el radicalismo permita que un socialista siga al frente de la Gobernación?

 -No pienso en otra cosa que no sea Santa Fe. Es tan linda Santa Fe, los otros días estuve en un acto que de hizo larguísimo, estaban grandes deportistas...

-Por favor, no se vaya por las ramas...

-(Risas). ¡No! Es así. Luciana Aymar, la mejor jugadora del mundo.

-Y está lleno de radicales que quieren ser gobernadores.

-¡Y qué lo sean!

- ¿No sería vice?

-No sé en qué lugar pero en algún lugar voy a estar.

-Pero el PS tiene ahora gravitación a nivel nacional. Usted es considerado presidenciable. Va a tener que intervenir porque tiene un partido atrás.

-Yo voy a actuar seguro.

-A ver si logramos una definición: dijo que alguna vez que no iba a ser candidato a vicepresidente de Cobos..

-Sí claro, no voy a ser candidato a vicepresidente de Cobos ni de Kirchner.

Comentá la nota