Binner: "Reutemann se pone nervioso y no se hace cargo de su pasado"

El gobernador de Santa Fe apuntó al origen menemista del senador y lo acusó de "renegar" de su gestión provincial; en una entrevista con lanacion.com, vaticinó un triunfo de Giustiniani y afirmó que el resultado del 28 obligará al gobierno nacional a "dialogar más"
SANTA FE.- Hermes Binner se niega sistemáticamente a reconocer que quiere anotarse en la carrera presidencial para 2011, pero trabaja para ello. Y eso está a la vista. En su proyecto, las elecciones del 28 aparecen como una parada fundamental. A través de Rubén Giustiniani, que aspira a renovar su banca en el Senado, el gobernador de Santa Fe confía en lograr una victoria que termine de ubicarlo entre los presidenciables y que, a la vez, signifique un duro revés para el Gobierno en un distrito clave.

Sabe que la apuesta es fuerte y, por eso, no dudó en ponerse al frente de la campaña. Hasta colocó a funcionarios de la administración provincial en las listas. Las encuestas que maneja hablan de una diferencia de Giustiniani sobre Carlos Reutemann, pero mínima. Sabe que el ex piloto de F1 es más conocido que su candidato, por lo que espera que su gestión en la provincia sirva para traccionar votos.

Durante una entrevista con lanacion.com en su despacho de la Casa Gris, el gobernador criticó las candidaturas testimoniales, responsabilizó al Gobierno por la falta de resolución del conflicto con el campo y advirtió sobre el riesgo de que la Casa Rosada no habilite el diálogo con distintos actores. Pronosticó que a partir del 10 de diciembre el oficialismo tendrá que buscar consensos para poder sacar leyes y habló de Elisa Carrió y Julio Cobos, dos de sus potenciales rivales en 2011. Los dardos más filosos de su medido discurso tuvieron un claro destinatario: Reutemann.

- ¿Por qué cree que el Gobierno plantea que en las elecciones del 28 está en juego el modelo?

- Es que cuando no se tiene una mayoría automática en una cámara se tiene que entrar a dialogar con los distintos sectores para aprobar leyes. Este es un beneficio de la democracia. Cuando se opina que para gobernar se necesita la mayoría absoluta, el Congreso se convierte en lo que alguna vez fue descripto como la escribanía de la Casa de Gobierno. En cambio, si creemos que el Parlamento es un lugar donde se expresan las ideas y se puede llegar a consensuar proyectos nos encaminamos hacia otra forma de democracia.

- ¿El Congreso puede dejar de ser una escribanía a partir del 10 de diciembre?

- Hoy, aquí en Santa Fe, el PJ es ampliamente mayoritario en el Senado y esto no nos impide sacar ninguna ley trascendente. Esto demuestra que se puede gobernar y que la democracia nos ofrece la posibilidad de hacerlo buscando consensos.

- ¿El kirchnerismo va a perder las mayorías en el Congreso?

- No puedo asegurarlo. Lo que sí puedo decir es que va a haber una situación mucho más compartida, más necesidad de apelar al diálogo para avanzar.

- ¿Qué opina de las candidaturas testimoniales?

- Que plantean un problema de legalidad y de legitimidad. Son legales, pero le quitan legitimidad, tanto a las listas que integran, como a la propia democracia representativa. Confunden más que ayudar a la población.

- ¿Por qué cree que el Gobierno recurrió a ellas?

- Tendrán sus motivos...Buscarán sumar en función de nombres más conocidos que otros, ser más atractivos. Pero la democracia se debilita. Estas acciones generan que las instituciones se debiliten en lugar de fortalecerse,

- ¿Comparte el pronóstico según el que, más allá del resultado de las elecciones, el kirchnerismo y el PJ disidente van a actuar alineados en el nuevo Congreso?

- Puede pasar tanto que terminen actuando juntos como que sigan separados. No tengo la bola de cristal.

- ¿Qué opina de que Cobos haga campaña en Mendoza por candidatos que se oponen al Gobierno?

- Está dentro de lo legal, aunque se lo puede cuestionar éticamente.

- ¿Y como evalúa el trato que recibe del Gobierno desde que votó en contra de las retenciones?

- Todo es parte del juego democrático: tanto su votación para desempatar en el Senado como el tratamiento que el resto del Gobierno da a su figura. Es parte de nuestra realidad.

- ¿Cómo ve la campaña en Santa Fe?

- Todo aparece con una gran polarización, después de muchos años con ley de lemas en los que había más boletas que espacio en el cuarto oscuro. Estamos notando que, en la medida en que se van definiendo los indecisos, de cada cuatro hay tres que votarán por Giustiniani y uno por Reutemann.

- ¿Cómo le cae que Carrió reconozca coincidencias con Reutemann?

- Nosotros también lo respetamos como hombre a Reutemann. Creemos en la importancia de hacernos cargo de nuestro paso por la vida pública. Nosotros no lo negamos.

- ¿Reutemann sí lo niega?

- Lo que pasa con Reutemann es que reniega de su propia historia. Se pone nervioso porque no quiere recordar lo que hizo cuando fue gobernador o senador. Este es el meollo de la cuestión. Estamos ante una persona prestigiosa del mundo del deporte que llega a la política de la mano de Carlos Menem y que es gobernador por la ley de lemas. Hasta niega la privatización del Banco de Santa Fe, cuando fue él quien envió a la Legislatura el proyecto para privatizar el banco. Todo esto es parte de su historia y no puede negarla.

- ¿A qué atribuye que el conflicto con el campo no se haya resuelto?

- Principalmente porque no hay una actitud de diálogo. Sin diálogo no hay posibilidad de consenso y sin consenso vivimos renegando entre nosotros: una realidad que nos agobia. Es un conflicto sin una salida visible.

- ¿Cuáles fueron los errores más graves de los Kirchner en estos seis años?

- La falta de diálogo y de concertación. Es el problema fundamental. La Argentina es un país muy complejo. Si no pensamos desde lo complejo para resolver lo complejo nos equivocamos.

- ¿Qué aciertos les adjudica?

El más importante ha sido la renovación de la Corte Suprema. Lamentablemente, después, con la modificación del Consejo de la Magistratura se limitó este avance significativo. Pero tenemos una Corte que es un lujo para la Nación.

- ¿Cómo se imagina el 28 a la noche?

Festejando con Giustiniani.

- ¿Cómo cree que va a leer el Gobierno el resultado de la elección en Santa Fe?

- Tendrá que entender que ha ganado un frente progresista que piensa en la Nación. Y que nuestra oposición no es una oposición de negación a todo, sino que no tenemos ningún problema de votar todos aquellos aspectos positivos que hacen a la integración nacional.

¿Le gustaría ser presidente?

- Estamos muy conformes aquí en la provincia. Nos faltan dos años y medio de gobierno y tenemos muchísimos proyectos en marcha. Queremos avanzar en la comprensión de la provincia.

- Más allá de su gestión provincial, ¿quiere ser presiente en 2011?

- Es imposible gobernar la provincia de Santa Fe con una sola persona. Y me imagino lo que debe ser a nivel nacional. Por eso, si nosotros queremos que la sola existencia de una figura, de un nombre o de una persona puede cambiar la realidad argentina, nos equivocamos plenamente. La Argentina sale adelante con una gran convocatoria a la unidad nacional, con un proyecto de Nación. Si queremos sacar a la Argentina adelante tenemos que pensar en un proyecto muy grande. De lo contrario, siempre vamos a creer que alcanza con un retoque aquí o más allá. Y vamos a terminar haciendo lo que hicieron otros.

Comentá la nota