Binner quiere hablar con Urtubey y Zamora por la falta de agua del Salado

El gobernador de Santa Fe Hermes Binner le pidió al ministro del Interior Florencio Randazzo que convoque urgente a una reunión con los mandatarios de Salta, Juan Manuel Urtubey y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.
El santafesino quiere soluconar la carencia de agua del rio Salado, que parte de Salta y pasa por Santiago del estero.

En una semana el río Salado dejará de llevar agua al norte santafesino, donde en Tostado, una localidad de 14 mil habitantes, enclavada a unos 20 kilómetros del límite con Santiago del Estero, se viven "horas desesperantes", según confesó el intendente Enrique Fedele.

A la compleja situación climática, con una sequía feroz que lleva más de un año y medio, se sumó esta semana la decisión de la provincia de Santiago del Estero de cerrar el grifo de la represa ubicada en Colonia Dora, donde se regula el paso del agua río abajo, que llega a la provincia de Santa Fe.

Según el ministro de Aguas y Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, la provincia que gobierna Gerardo Zamora deja pasar por ese dique sólo 1,4 metros cúbicos por segundo, menos de la mitad de lo comprometido en un acuerdo que se firmó en 1996, luego de la denominada guerra del agua. Ese convenio buscó incluir a Santa Fe en la repartija, ya que en 1965, cuando se rubricó el primer pacto de la cuenca río Salado-Juramento se distribuyó el recurso hídrico entre Salta (un 57 por ciento) y Santiago del Estero, que se quedaba con el resto.

pelea por el agua amenaza transformarse en un problema de índole político. Binner, quien se comunicó esta semana con su par Zamora para pedirle que cumpla con lo acordado, le pidió al ministro del Interior, Florencio Randazzo, que convoque con carácter de urgencia a una reunión con los gobernadores que comparten la cuenca del Salado -Salta, Santiago del Estero y Santa Fe- para intentar resolver este problema.

"Santa Fe aspira a que la cuenca del Salado sea analizada como una totalidad.. Con el avance de las producciones agropecuarias en Salta y Santiago del Estero, en la cuenca superior, se impide que el agua llegue al sur. En este momento, a causa de la sequía, el agua que llega ni siquiera alcanza para el consumo humano porque se saliniza", aseguró Ciancio. En lo que va del año, el gobierno provincial llevó en camiones cisterna 98 millones de litros y 9 millones de agua envasada para consumo de las poblaciones del norte.

Comentá la nota