"Binner no quiere que lo controlen"

El diputado justicialista Mario Lacava en relación al veto parcial del presupuesto aprobado por la Legislatura provincial, sostuvo que "es la resultante del pensamiento autoritario que día a día prevalece en el Gobierno de Binner".
"Quiere disciplinar y someter a los municipios y por eso les sacan recursos y quiere endeudar la Provincia en millones sin que nadie lo autorice ni controle. Ese es el sentido del veto parcial del presupuesto", definió el legislador "Está claro que Binner con su veto, les saca recursos y fondos frescos a los municipios y comunas, particularmente a Santa Fe y Rosario, paracondicionar políticamente sus administraciones, quitándole la autonomía de gestión y disciplinarlos a la voluntad del Gobernador. La interna del Frente Progresista entre Bonfatti, Lifschiz y Barletta quizás tenga que ver también con esto", dijo Lacava.

"Del Fondo Soja la Provincia se apropiará arbitraria e ilegalmente del 70% derivando sólo el 30% a los municipios, a pesar de que todos los bloques parlamentarios votaron que sea el 50% para cada parte la forma justa y equilibrada de repartir dichos fondos. Veremos cuando se trate el veto si los legisladores del Frente Progresista se comportan con dignidad y consecuencia con sus convicciones o sólo como escribanía refrendataria de la voluntad del Gobernador.

Lo mismo puede decirse del Fondo de Obras Menores, según Binner no podrá utilizarse más para gastos corrientes tal como todos los bloques parlamentarios lo aconsejaban. Esperemos que en este punto los legisladores del Frente Progresista sean consecuentes", prosiguió describiendo Lacava.

"Respecto al endeudamiento la cosa es mucho mas grave aún y ya amenaza con derivar en una cuestión de gravedad institucional.

Al vetar las restricciones impuestas por la Legislatura al uso del crédito y que están fundadas en la ley de administración financiera y la propia Constitución provincial, interpretanque ahoraestán autorizados a usar el crédito sin destino ni condiciones precisas y sin necesidad de autorización legislativa concreta, por el solo hecho de que queda firme la posibilidad del uso del crédito para insuficiencias presupuestarias (déficit)previsto en el esquema fijado en el artículo 4 del presupuesto aprobado.

Efectivamente en dicho artículo está previsto pero de ningún modo autorizado, el uso del crédito tal como lo exige la Constitución provincial y prueba de ello lo constituye el propio proyecto del Poder Ejecutivo que establecía lo mismo, pero que en su artículo 21 autorizaba expresamente al Gobernador el uso del crédito con esa finalidad; artículo que la Cámara de Diputados modificó agregando un párrafo que condicionaba a leyes especiales la autorización genérica planteada en el mismo artículo.

Sólo mediante la utilización de una interpretación jurídica tramposa y autoritaria de este tema, se podría afirmar que con ese veto el Gobernador tiene un cheque en blanco y está autorizado a endeudar la Provincia hasta 1.600 millones con cualquier destino y en cualquier condición sin la autorización constitucional concreta.

Contrariamente la sana, correcta y democrática interpretación jurídica del tema, indica que si la Legislatura autorizó el uso del crédito con restricciones conforme lo establece la Constitución, esa autorización para endeudarse cae automáticamente si se vetan las restricciones y toda pretensión de hacerlo deberá pasar inexorablemente por la aprobación legislativa. Esa y no otra puede ser la interpretación auténtica de lo dispuesto por el legislador, sana interpretación que se encuentra avalada por todos los documentos y proyectos tratados y de un modo u otro votados en todo el proceso legislativo que concluyó con la sanción del presupuesto. Sólo un pensamiento autoritario que desprecia los controles puede sostener lo contrario y eso es lo que lamentablementeestá ocurriendo", finalizó diciendo el diputado justicialista.

Comentá la nota