Binner pone un pie en la Capital.

Con la mirada puesta en 2011, lanzó un centro de estudios, que está a cargo del filósofo Tomás Abraham.
Con su invariable bajo perfil y lejos de la estridencia de otros dirigentes con los que comparte el espacio de centroizquierda, el socialista Hermes Binner ya puso un pie en territorio porteño, con miras a su proyecto presidencial de 2011.

El filósofo Tomás Abraham puso en marcha, hace tres meses, la filial porteña del Centro de Estudios Municipales y Provinciales (Cemupro), que funciona desde hace tres lustros en su provincia natal, y cuyos planes y equipos sirvieron de base programática para los ocho años de Binner al frente de la intendencia de Rosario y para su actual gestión como mandatario provincial.

Ubicado a metros del Obelisco, el centro que encabeza Abraham albergó un ciclo de charlas con dirigentes de distinto signo político, como Claudio Lozano (CTA), Patricia Bullrich (Coalición Cívica), el economista Juan Llach, el ex senador Rodolfo Terragno y el intendente socialista de Rosario, Miguel Lifschitz. Y también se pusieron en marcha comisiones (seguridad aérea, salud, niñez y energía) que discuten soluciones para problemas de cada área.

"El país tiene que conocer la cultura política de Binner", afirmó a LA NACION el filósofo Abraham, a modo de entusiasta explicación inicial. Muy serio y pensando bien cada frase, afirmó que se acercó al gobernador porque quería "hacer algo por el país con gente diferente y nueva. El resto es casi todo vieja política". Sin esconder su simpatía por Binner, elogió la gestión del socialista en Rosario y Santa Fe. "Hay mucha obra hecha sobre lo que se puede pensar", sostuvo el filósofo, y aclaró que hacía su trabajo sin cobrar un centavo, que no estaba afiliado al partido socialista ni dependía de la gobernación. Abraham negó cualquier vocación electoralista. "No estamos formando equipos para gobernar en 2011. Al menos por ahora", afirmó el filósofo, y dijo tener simpatías por candidatos que no pertenecen al espacio, como Martín Sabbatella.

Cerca de Binner negaron también cualquier ambición presidencial del gobernador, aunque en el sitio web de la entidad aparecen eslóganes típicos de campaña, referidos a justicia, seguridad, educación y salud.

Alicia Ciciliani, secretaria del Cemupro desde 2003 y viceministra de Trabajo del gobierno de Binner, reconoce que en las nuevas sedes bonaerense y porteña (hay otras cuatro en territorio santafecino) está el germen del "proyecto nacional" del socialismo. Pero les pone límites a las especulaciones. "No hablamos de personas, sino de proyectos", afirmó, con una sonrisa.

Comentá la nota