Binner pidió a la Corte no cometer "más errores"

El gobernador dijo que la justicia "ha dejado por el simple paso del tiempo, prescribir causas importantísimas; esto es lo que tenemos que superar". "Las instituciones tienen que reformarse, porque el mundo está cambiando", agregó.
"Al lado de todo este perifollaje de dichos, al lado de toda esta cultura revisteril, la definición más grande que se da es que nosotros tenemos que pensar qué es lo que hace que nuestra sociedad mejore", dijo ayer el gobernador Hermes Binner, en un nuevo cruce con la Corte Suprema provincial. Luego de presidir el acto donde se presentó la Red Provincial para la Producción, Investigación y Tecnología Farmacéutica, el mandatario santafesino reavivó el debate por la justicia santafesina. Binner indicó a Rosario/12 que se propuso "renovar ese viejo Estado elefantiásico, muchas veces sin capacidad de respuesta, y que en materia judicial ha dejado por el simple paso del tiempo, prescribir causas importantísimas; esto es lo que tenemos que superar". Según el gobernador, "hay una cultura que mira para atrás y reivindica el pasado, y otra que mira para adelante. No cometamos más errores, veamos de qué forma podemos tener una justicia que necesita nuestra población. No quisiera que ninguno de nosotros pase seis años a la sombra, y un día le digan: miren, nos equivocamos, están las puertas abiertas, vaya a su casa y rearme su vida".

Luego de una semana complicada, tras los cruces con la Corte Suprema provincial, el gobernador Binner renovó ayer sus críticas por el caso del ex juez de Rufino, Carlos Fraticelli. El mandatario santafesino reiteró que "le preocupa muchísimo el tema de la justicia, tanto que nosotros no quisiéramos llegar a situaciones como la que hemos vivido con el caso Fraticelli, que es el hecho más notable de lo que significa el viejo sistema, que está absolutamente negado por el Pacto de San José de Costa Rica, que es el sistema inquisidor, que viene de la inquisición".

El gobernador dijo que hay rescatar "el valor del sistema acusatorio, donde usted tiene el derecho a la defensa, donde hay más de una persona que puede acusar y juzgar; de lo contrario, pasan las cosas que pasan. Hay una justicia que dice que está bien que le hayan dado cadena perpetua, y a otra justicia que dice que lo liberen porque se equivocaron, y la situación es muy diferente. No quisiera que ninguno de nosotros pase seis años a la sombra, y un día le digan: miren, nos equivocamos, están las puertas abiertas, vaya a su casa, rearme su vida; mire, no se rearma más la vida".

Lejos de bajarle el tono a sus críticas a los supremos santafesinos, Binner agregó: "Tenemos una propuesta de trabajo que la empantanamos o vamos para adelante. Si nosotros tenemos una mirada hacia atrás, vamos a creer que ése es el camino. Nosotros no estamos en contra de los jueces, no estamos en contra de la justicia, no estamos en contra de las instituciones. Sí creemos que las instituciones tienen que reformarse, porque el mundo está cambiando, y si nosotros nos cambiamos en función de este mundo, somos retrógrados, que no creemos realmente que las cosas avancen".

¿La justicia en Santa Fe es retrógrada? , le preguntaron.

No. La justicia en Santa Fe tiene una gran posibilidad de salir adelante, y nosotros creemos en ellos. Creemos realmente que con pautas claras se puede salir adelante. Hay diálogo, para que la gente comprenda y podamos trabajar juntos.

Desde el Colegio de Abogados de Rosario manifestaron que si usted tenía alguna duda sobre los jueces del Tribunal, debería enviar el juicio político, ¿lo va a hacer?

Me extraña que el señor presidente del Colegio de Abogados diga esto. Porque en realidad, usted puede pedir un jury si tiene certezas, y nosotros no tenemos certezas. Nuestra idea no es establecer jurys para nadie, la idea es establecer una pauta de trabajo que la venimos cumpliendo. Nosotros miramos hacia adelante. Creemos que realmente la posibilidad de construir una provincia mejor está al alcance de nuestras manos, y esto es muy importante para definir en cada momento que camino hay que seguir.

Comentá la nota