Binner y el peronismo jugarán otra pulseada en las urnas de Santa Fe

El 27 de septiembre, 365 localidades de la provincia de Santa Fe irán las urnas. En cincuenta municipios, incluidos Rosario y Santa Fe, se renovarán la mitad de los concejales y en siete se elegirán intendentes. Las elecciones serán el termómetro de cara al escenario electoral de 2011 y marcarán los posicionamientos internos del tablero político provincial. El socialista Hermes Binner buscará avalar su gestión de gobierno, mientras que el peronismo intentará hacer una buena elección que lo deje en carrera pensando en recuperar las riendas del poder ejecutivo.
La contienda más reñida estará en Rosario, en donde el socialismo pone en juego seis de las once bancas que se renuevan en el Consejo. Sin el apoyo del radicalismo -por primera vez en muchos años no participará en la lista del Frente Progresista¿, aspirará a conservar la mayoría que tiene en el recinto. Clara García, actual secretaria de Producción de Miguel Lifschitz, encabeza la lista.

La apuesta del justicialismo, en cambio, pasa por alzarse con una buena cantidad de bancas que respalden su ambición de ganar en dos años la intendencia. En las elecciones internas del 2 de agosto, las boletas del PJ fueron las que más votos sumaron. Como producto de esa interna, el primer candidato será el kirchnerista Héctor Cavallero, ex intendente de la ciudad, secundado por Pablo Giuliano, afín a Carlos Reutemann.

En Santa Fe, en donde se ponen siete bancas en disputa, el oficialismo asoma como claro vencedor debido a que duplicó en votos al justicialismo en las internas. José Manuel Corral, del Frente Progresista, y Roberto Campanella, del Frente para la Victoria, son los principales candidatos.

Comentá la nota