Binner mete la mano en la Policía provincial

El gobernador confirmó en sus cargos a los comisarios involucrados en la recaudacióon ilegal pero anunció una reforma de los “mecanismos” de funcionamiento de la fuerza.
El gobernador Hermes Binner confirmó a todos los comisarios y jefes policiales involucrados por las denuncias de la existencia de "cajas negras" en la Policía provincial pero adelantó que realizará cambios estructurales para modificar el funcionamiento de la institución.

El jefe de la Casa Gris aseguró que el problema de la corrupción policial “no es de la cúpula” sino que de una situación institucional que “viene de muchos años”. Por eso, señaló que este viernes a la mañana se realizará un anuncio para “establecer nuevos mecanismos” de funcionamiento interno.

Binner se negó a dar más precisiones pera definió que el objetivo será dar mayor “transparencia” a la policía con la participación de instituciones de la sociedad. Sin embargo, rechazó que se vayan a incorporar más civiles o que se cierre la dirección de investigación Asuntos Internos. “Los cambios no pasan por ahí”, respondió.

Además, dijo que las denuncias que realizó el oficial Juan José Raffo con nombres y apellidos de los superiores que participaban de la recaudación ilegal de la fuerza, y que publicó Crítica de Santa Fe el domingo pasado, son investigadas por Asuntos Internos y la Justicia. “No habrá cambio de cargos. No es un problema de cúpulas”, dijo.

En ese sentido, evitó referirse al caso del jefe de Policía de Rosario, Osvaldo Toledo, quien fue denunciado por Raffo por ser titular de chapas de taxis, tanto él como su mujer y familia. Caso que el propio comisario reconoció y se defendió diciendo que “no es incompatible” su cargo con esa actividad.

Binner, quien hizo estas declaraciones al presenciar el acto de inauguración de las sesiones ordinarias del Concejo de Rosario, prometió dar más detalles de la reforma policial recién este viernes y se despidió con un enigmático: “Prepárense para mañana”.

Comentá la nota