Binner: "No llegamos a ese 20 por ciento"

El gobernador aseguró que con la recaudación actual "no llegamos a esa cifra" y volvió a criticar al justicialismo "que nos negó la reforma tributaria". Instó al gremio docente a "no utilizar a los chicos" como elemento de presión sindical.
El gobernador Hermes Binner puso un límite concreto ayer a las aspiraciones de recuperación salarial de los agentes públicos. "Con esta recaudación que tenemos hoy no podremos otorgar ese 20 por ciento de aumento que están reclamando algunos gremios", dijo el mandatario en alusión a la propuesta concreta que había hecho Upcn. También volvió a cargar contra el justicialismo como lo viene haciendo desde que regresó de sus vacaciones por "habernos negado la reforma tributaria que pretendíamos". Binner, por último advirtió a los docentes provinciales que para obtener una suba de salarios "no utilicen a los niños como elementos de presión", porque "hay otras formas mucho más saludables para lograr acuerdos", dijo en alusión al paro de maestros con el que finalizaron las clases el año pasado.

Los gremios estatales, con el secretario general de Upcn Alberto Maguid a la cabeza, habían marcado públicamente sus aspiraciones: La recomposición salarial de 2010 debería ser de por lo menos el 20 por ciento. Hasta ahora, los funcionarios provinciales no querían arriesgar números, pero ayer el gobernador puso en duda la posibilidad de otorgar un aumento semejante a pesar de que reconoció "el valor que tiene el trabajo de los docentes y el conjunto de los trabajadores públicos y la necesidad de buscar alguna forma de recomposición", aunque estimó que "con esta recaudación que tenemos hoy" no se podrá satisfacer la demanda de incremento del 20 por ciento que ya hicieron pública algunos gremios.

Y luego convocó a los gremios estatales al diálogo e instó a "no utilizar a los niños como elementos de presión", en el entendimiento de que casi siempre son los maestros con sus medidas de fuerza los que tienen el mayor poder de presión sobre el gobierno por el impacto social que tienen sus medidas, y que luego el resto de los agentes públicos se suman a esos reclamos para obtener sus propios incrementos en línea con los docentes de la provincia de Santa Fe.

Hablando del tema, Binner le dijo ayer a los periodistas que el de la educación "es un problema que corresponde a toda la sociedad" y trasciende la relación de un gobierno con los gremios. "La sociedad también tiene que tener su palabra y si no hay aumento de impuestos, como nos negó el justicialismo en la Legislatura provincial, es evidente que los recursos nos lo tenemos. Tomar como rehenes a los niños no me parece que sea un ejemplo muy saludable para la sociedad", afirmó.

-¿Se podrá llegar al 20 por ciento de aumento salarial que están pidiendo los trabajadores estatales?- le preguntaron a Binner.

-Con esta recaudación que tenemos hoy, no. De todas maneras no dejamos de reconocer el valor que tiene el trabajo de los docentes y el conjunto de los trabajadores públicos y la necesidad de buscar alguna forma de recomposición.

-¿Coincide en que los índices inflacionarios son importantes o por lo menos no es la información que está brindando el Indec?

-No, claro. Pero nosotros tenemos datos muy confiables del Ipec (Instituto Provincial de Estadística y Censos). Y allí nos da que el incremento salarial que se dio a principios del año pasado no fue superado por el crecimiento inflacionario del año. De todas maneras, hay una ventaja para todos los trabajadores, porque este incremento previsible se empezó a cobrar desde el primer día, con lo cual, fue superior al 15,5 %.

-¿Cuánto estaría en condiciones entonces de pagar la provincia?

-Hay que sacar números. De todos modos estamos muy lejos de ese 20 por ciento.

-Los gremios dicen que hay poco tiempo para la discusión salarial y que no se puede garantizar el inicio de clases.

-Sería conveniente no utilizar a los niños como elemento de presión, creo que hay otras formas mucho más saludables para lograr acuerdos. Porque sino, siempre nos coloca entre la espada y la pared. ¿Qué privilegiamos? El de la educación es un tema mucho más importante que el problema asumido por un gobierno, es decir, es un problema que corresponde a toda la sociedad. La sociedad también tiene que tener su palabra y si no hay aumento de impuestos, como nos negó el justicialismo en la Legislatura provincial, es evidente que los recursos nos lo tenemos- concluyó Binner.

Comentá la nota