Binner y la industria se miran de reojo

El gobernador habló de construir "una sociedad inclusiva, con un desarrollo armónico". Los industriales piden "políticas concretas" para su sector, y anticiparon que siguen firmes contra la imposición de Ingresos Brutos que quiere el Gobierno.
Aunque nació en Rafaela, Hermes Binner ya sabe que allí juega de visitante. Así se lo hicieron sentir 1.200 representantes de empresas que asistieron a la conferencia anual que la Federación Industrial de Santa Fe organizó el jueves en la Perla del Oeste.

El cónclave mostró las distintas sintonías que transitan con el gobierno kirchnerista y con el socialista santafesino. El secretario de Industria de la Nación, Eduardo Bianchi, –quien dijo que la crisis llegó a una meseta– recibió una ovación cuando proclamó que "es prioridad de este gobierno reindustrializar el país". En cambio, Binner cosechó un aplauso desapasionado y miradas desabridas cuando les marcó la misión de "hacer una sociedad inclusiva, cuyo desarrollo sea armónico" y los exhortó a "confiar en el trabajo entre lo público y lo privado", sin afanarse por endulzar el oído empresario. El titular de Fisfe, Carlos Garrera, dijo que "el modelo agroexportador no alcanza para sostener 40 millones de habitantes". Y Binner luego resaltó la importancia del campo en Santa Fe, ante un auditorio que no tenía ningún chacarero. Pero insistió en sacar adelante la idea de fabricar un motor argentino, cosa que le planteará el martes a la Presidenta Cristina Fernández cuando visite la planta de General Motors en Alvear.

Carlos Bertone, vicepresidente de Fisfe, pidió "eliminar los versus y los anti. Lo que no queremos es que la especulación financiera esté por encima de la economía real".

Los industriales exigieron a la Casa Gris "hechos concretos". Por eso, el ministro de Producción, Juan José Bertero, les recordó cuando juntos resolvieron problemas de la cadena láctea y anunció el envío a Legislatura del proyecto de ley de parques industriales. "Pero el 30 por ciento de la población económicamente activa de Santa Fe es pobre. Pensemos también cómo hacemos para integrar al pibe que hace malabares en el semáforo", advirtió. "Dijo eso para avisar que el gobierno volverá a intentar quitarnos la exención del impuesto de Ingresos Brutos para la industria", decodificó Garrera, y se puso en guardia.

Comentá la nota