Binner imita a Cristina y también tiene pensado convocar al diálogo

La Casa Gris convocará en las próximas horas a los partidos políticos con representación parlamentaria a imitar en la provincia el diálogo institucional abierto en la Nación.
Complacido por el nuevo e inesperado rol garante de la iniciativa lanzada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner —que comenzará precisamente con el socialismo— el gobernador Hermes Binner anunció ayer la intención de acordar una agenda legislativa entre el Frente Progresista y el PJ.

De la mano de la convocatoria a la Casa Rosada, Binner vuelve a ganar espacio en el escenario nacional y desde un lugar en el que desde 2003 se ha movido con comodidad y habilidad: como interlocutor de los Kirchner desde la oposición.

En esa vereda, tanto peronistas como opositores están divididos y no deciden una postura común, lo que ha permitido al mandatario santafesino diferenciarse y ganar en individualidad.

Ayer, en declaraciones a la prensa formuladas en la ciudad de Santa Fe luego de un acto oficial, Binner ratificó su decisión de participar en la convocatoria de la presidenta aprovechando para instalar una iniciativa idéntica en la provincia afirmando que "cuando se abre" el diálogo "no hay una agenda única", aunque admitió que la reforma constitucional y las asimetrías que se plantean en materia impositiva con las otras provincias que integran la Región Centro, serían temas a discutir.

—Pese a que sus socios políticos no irán, ¿va a participar del diálogo nacional?

—Dialogamos con todos y en todo lugar que podamos hablar, llevamos nuestra voz. Lo hicimos con el campo al ser la única provincia que llevó una propuesta.

—Otros partidos opositores reclaman que el Congreso sea el ámbito.

—Es el lugar del diálogo y por eso se llama el Parlamento. Pero luego ese diálogo tiene que darse a todo nivel. La Legislatura tiene un proyecto que enviamos para crear un Consejo Económico y Social, como el que tienen Brasil, Uruguay, Francia, España. Es un paso hacia la democracia participativa.

—El gobierno nacional dice que planteará un sistema de internas abiertas para la elección de candidatos. ¿Qué dice al respecto?

—Estamos de acuerdo. Ya lo dijimos en el Diálogo Argentino, en el año 2001, junto a monseñor (Jorge) Casaretto.

—¿Le agregaría algún detalle al régimen existente en la provincia de Santa Fe?

—Lo que es importante es la apertura de los partidos políticos. Hoy vivimos un encierro de los partidos políticos y obviamente es necesario oxigenarlos. También tiene que estar la boleta única, se puede incorporar el voto electrónico, hay diversas alternativas.

—¿Se puede consensuar en la provincia una agenda legislativa para lo que queda del año?

—Estamos estudiando esa posibilidad, nos interesa tener un diálogo. Lo que ocurre es que aquí hay dos partidos, el Frente Progresista y el Partido Justicialista; por lo tanto, se ciñe a dos sectores.

—¿Cuáles serían los temas?

—Cuando se abre el diálogo no hay temas ni una agenda única. Obviamente se puede incorporar la reforma (constitucional),

— ¿La reforma fiscal también?

—Las otras provincias que integran la Región Centro modificaron su base tributaria. Tienen tributos que nosotros no cobramos. Entonces es muy difícil hablar de una región donde no hay una fisonomía en el cobro de los impuestos.

—Entonces, ¿hay que buscar el consenso de la reformas más en la Región Centro que en la propia provincia?

—Si aspiramos a una economía con una lógica común —hablamos de lechería, carne, cereales, máquinas agrícolas— no podemos tener bases tributarias diferentes. l

Comentá la nota