Binner firmó el decreto de adhesión al Fondo Federal Solidario

Mediante éste se enviará el 30 por ciento de lo que se recauda en concepto de retenciones a las provincias. La adhesión explícita de la provincia era una condición necesaria para poder participar de la distribución de esos recursos.
El Gobernador Hermes Binner firmó hoy el decreto de adhesión al fondo creado por el Gobierno Nacional para enviar a las provincias parte de lo que recauda en concepto de retenciones a las exportaciones de soja. La adhesión explícita de la provincia al Fondo Federal Solidario era una condición necesaria para poder participar de la distribución de esos recursos.

El decreto de adhesión, firmado por el gobernador Hermes Binner, y refrendado por los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, y de Economía, Ángel Sciara, considera que "el gobierno de la provincia de Santa Fe está comprometido con un proceso de cambio y mejora de las condiciones sociales de vida de sus habitantes en razón de la eminente dignidad de la persona humana (artículo 7º de la Constitución Nacional) objetivo que se vería comprometido si la provincia renunciara a la obtención de fondos que se generan en nuestro territorio con el esfuerzo de sus productores y permitiera acrecer a otras provincias hermanas".

FONDO FEDERAL SOLIDARIO

El Fondo Federal Solidario, creado por el Poder Ejecutivo Nacional a través de un decreto de necesidad y urgencia, tiene por finalidad contribuir al "reparto de recursos de origen federal para refuerzo de los presupuestos destinados a infraestructura en las provincias y en cada uno de los municipios de aquéllas que adhieran", señala la norma.

Este fondo está compuesto por "el 30 por ciento de las sumas que el Estado Nacional efectivamente perciba en conceptos de derechos de exportación de soja, en todas sus variedades y sus derivados".

Las sumas que se perciban serán destinadas a la ejecución de "obras que contribuyan a la mejora de la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial en ámbitos urbanos o rurales, con expresa prohibición de utilizar las sumas que lo compongan para el financiamiento de gastos corrientes".

"El fondo será distribuido en forma automática entre sus únicos beneficiarios, esto es, las provincias que adhieran por medio del Banco de la Nación Argentina y los municipios de las provincias adheridas, concurriendo éstas según los porcentajes adjudicados a cada una de ellas por la Ley 23.548 y sus modificatorias, estableciendo un derecho de acrecer en caso que haya provincias que no adhieran al decreto", indican los considerandos.

Según indica el decreto, "los municipios y comunas podrán adherir hasta el día 13 de abril, estableciéndose que ante la falta de adhesión, el resto de los municipios y comunas acrecerá en proporción a su porcentaje de coparticipación en el total".

La "medida comenzará a regir a partir de su publicación en el Boletín Oficial de la provincia".

Asimismo, el decreto sostiene que "la provincia controlará la transparencia en la utilización de las remesas mediante el sistema previsto en la Ley 12.385 y sus normas reglamentarias" y dispone la apertura de una cuenta especial en el Banco de la Nación Argentina.

CONSULTA A LAS INSTITUCIONES

La adhesión al fondo creado por el gobierno nacional fue debatida la semana pasada durante una reunión convocada por el gobierno con las principales instituciones de la producción y el trabajo, legisladores nacionales y provinciales, intendentes y presidentes de comuna de la provincia, en el salón Blanco de la Casa de Gobierno.

En la oportunidad, los representantes de distintos sectores plantearon, en un clima de asamblea, sus puntos de vista sobre el tema, proponiendo algunos la aceptación bajo protesto y otros el rechazo de la adhesión.

Durante el encuentro el gobernador Binner manifestó la decisión política de adherir al fondo, ante la necesidad "de movilizar la economía", aunque aseguró que no resuelve el conflicto del campo.

En ese sentido, el gobernador aseguró que Santa Fe seguirá "batallando" por la quita de las retenciones a la producción agropecuaria, "porque estimamos que en 180 días podríamos generar una reactivación de la economía", ya que aquí "no hay un problema de falta de liquidez sino de confianza. Hay grandes posibilidades de movilizar la economía si hay seguridad jurídica", afirmó. "Somos la única provincia que tiene un programa para el campo, no hay otro proyecto", aseguró.

Comentá la nota