Binner no se explica el caudal de votos al Lole en la capital provincial.

El gobernador santafesino Hermes Binner comparó ayer el apretado triunfo del senador Carlos Reutemann con "el síndrome de Estocolmo", que consiste en la identificación de la víctima con su victimario. Admitió que el amplio y decisivo caudal de votos del ex piloto en la capital provincial "es algo que todavía no alcanzamos a dilucidar", en referencia a los daños sufridos por la población de esa ciudad durante las inundaciones de 2003. Posteriormente, el mandatario reconoció que sus dichos fueron apresurados y reconoció que utilizó un "ejemplo inapropiado" cuando fue consultado en una entrevista periodística sobre el resultado electoral en la provincia.
   A primera hora de la mañana de ayer, interrogado sobre el voto en la ciudad capital, Binner señaló que "es algo que todavía no alcanzamos a dilucidar, con las situaciones que han ocurrido en la ciudad y la gente que le han pasado esas cosas, que sigan votando en el mismo sentido nos hace recordar a algunos ejemplos internacionales que han ocurrido, con lo cuál justifican plenamente esos hechos, y al síndrome de Estocolmo", concluyó.

   El "síndrome de Estocolmo" debe su nombre a un hecho ocurrido en la capital de Suecia. En 1973, durante el asalto al banco Kreditbanken, los delincuentes tuvieron rehenes durante seis días. Al entregarse los captores, las cámaras periodísticas captaron cuando una de las víctimas besaba a uno de ellos. Con el tiempo se supo que ella rompió su matrimonio y se unió con su ex captor.

   Anoticiado de la incorrección política de su declaración matinal, Binner aclaró que utilizó un "ejemplo inapropiado". Y agregó: "Como hombre de la democracia acepto y respeto, como lo hice siempre, la decisión soberana de los ciudadanos; y como gobernador, felicito a todos los ciudadanos de Santa Fe por su alta participación política y conducta cívica".

Elección "excelente". Binner dijo que en la del domingo "lo de (Rubén) Giustiniani fue excelente, nos hubiese gustado ganar, pero haber obtenido 41% de los votos es un hecho sumamente importante".

   "Si comparamos que Gabriela Michetti —en Capital Federal— ganó con 31% y Luis Juez —en Córdoba— con 30%, creo que es altamente relevante haber sacado 41%, sobre todo que tenía enfrente a una persona que ha sido varias veces gobernador y senador, y tiene un ciento por ciento de conocimiento por parte de la población", argumentó.

   El socialista explicó que "por eso nosotros hablábamos de un empate técnico, porque ese 2%, imagínense que si hay 1% que cambia de sentido ya hay una paridad total, son números muy cercanos".

   Además, rescató la limpieza de la campaña, al afirmar que "no hubo de nuestra parte ningún adjetivo que pudiera agraviar a alguien; creo que siempre fue recordar la historia de cada uno, pero no adjetivándolo, con lo cual en ese sentido estamos muy tranquilos".

Comentá la nota