Binner dijo que el Senado es una "máquina de impedir"

El gobernador Hermes Binner calificó al Senado provincial como "la máquina de impedir", pero aseguró que de todas formas "estamos gobernando". Tras el acto de inauguración de un laboratorio en la ciudad de Santa Fe, el mandatario enfatizó que "sería un mal signo para la democracia que no se apruebe el presupuesto" 2009.
Ayer por la mañana, Binner presidió la inauguración del Laboratorio Central de Procesamiento de Papanicolaou, ubicado ahora en la sede del ex Hospital Italiano, en la capital provincial. En diálogo con la prensa, y consultado por la polémica entre legisladores oficialistas y opositores por la difícil situación económica y financiera que atraviesan varios municipios y comunas, el jefe del Ejecutivo insistió en que su gabinete seguirá "trabajando en la misma línea de pensamiento".

Así, dejó entrever la posibilidad de que se reflote la reforma tributaria que la oposición de la Cámara alta rechazó de plano meses atrás. "Indudablemente que esa máquina de impedir que es el Senado no nos impide gobernar. Estamos gobernando" resumió Binner.

Sin embargo, reconoció que "sería un mal signo para la democracia que no se apruebe el presupuesto" 2009, responsabilizando de la situación a la oposición justicialista.

Binner también destacó la capacidad del Partido Socialista como piloto de tormentas, en momentos en que el mundo sufre los crujidos del sistema capitalista. En ese sentido, aseveró que el socialismo tiene "experiencia en el manejo de crisis", y recordó que le "tocó gobernar la ciudad de Rosario en plena crisis de 2001, donde no teníamos absolutamente ninguna ayuda del gobierno provincial ni nacional y sin embargo salimos adelante".

Si bien "la del 2001 fue una crisis institucional de nuestro país y lo que ocurre hoy es una crisis internacional", indicó que su administración "se estaba preparando para esta crisis que veíamos venir" ya que "también es parte de la tarea de gobernar hacerlo en medio de una mar con oleajes altos".

Cita con Cristina. Por otra parte, el gobernador reiteró que hace pocos días solicitó una audiencia con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. Desde la Casa Rosada respondieron que al regreso de la mandataria de su viaje por Cuba y Venezuela, se fijará la fecha del encuentro.

Binner considera "importante", la posibilidad de "aprovechar" la reunión "para llevar todos los puntos que acordamos para el fortalecimiento económico y social de la provincia". Al respecto, planteó que en todo el territorio santafesino la situación financiera "se va a agravando", y se hace imprescindible la defensa del empleo y el impulso a la industria. Además reveló que su intención es invitar a la cita con la presidenta a "representantes de todas las instituciones, primordialmente de la producción primaria, industrial y el comercio".

Responsabilizó al justicialismo de las consecuencias de su rechazo al proyecto de presupuesto 2009

Comentá la nota