Binner destacó “la necesidad de aceptar los desafíos de la democracia”

El Gobernador reseñó los avances que en tal sentido está realizando el Ejecutivo, con la modificación de los procedimientos para cubrir los cargos vacantes en el Tribunal de Cuentas de la provincia y en la Defensoría del Pueblo.
"En esta democracia que queremos mejorar estamos avanzando para que estos cargos no sean cubiertos por amigos, familiares o representantes de tal o cual partido político; son cargos demasiado importantes para desvirtuarlos con actos discrecionales", dijo Binner, al referirse a la nueva modalidad instrumentada para seleccionar los postulantes a ocupar la Defensoría del Pueblo y a los concursos públicos para el Tribunal de Cuentas. "Tenemos que aceptar los desafíos de la democracia", aseguró.

En ese sentido, Binner también planteó la necesidad de reformar la Constitución provincial, para "incorporar regímenes y formas que permitan" a los ciudadanos "controlar fundamentalmente los poderes del Estado; eso es un derecho que tiene la población", enfatizó. Asimismo, destacó la necesidad de que "finalmente la Legislatura apruebe esta ley de derecho a la información pública, porque cuanto más informada esté la población, la democracia va a funcionar mejor", destacó.

El gobernador formuló estas apreciaciones durante el acto de reincorporación a la administración pública provincial de 23 agentes cesanteados durante la última dictadura militar (ver aparte).

Las deudas con la democracia

"Nosotros tenemos muchas deudas con la democracia y esta es una; tenemos que mejorar nuestra democracia, porque a veces creemos que todo esto se da para siempre. Y sin darnos cuenta estamos perdiendo un peldaño todos los días. Necesitamos permanentemente recordar lo que nos decía (el jurista y politólogo italiano Norberto) Bobbio, que «los males de la democracia se curan con más democracia»", dijo Binner.

"Tenemos por delante unos hechos que para nosotros son muy significativos: por ejemplo, la elección de los miembros del Tribunal de Cuentas y la elección del Defensor del pueblo. En esta democracia que queremos mejorar estamos avanzando para que estos cargos no sean cubiertos por amigos, familiares o representantes de tal o cual partido político; son cargos demasiado importantes para desvirtuarlos", destacó el gobernador.

"Otra cosa -agregó- son los cargos legislativos, a los que se accede representando a fracciones políticas, y es el lugar donde esa participación define también la política de uno de los tres poderes de Estado".

"Pero en el caso del Ejecutivo y de sectores que tienen una alta sensibilidad, por cuanto controlan las cuentas públicas, nosotros creemos que son lugares que tienen que ser concursados para que sean ocupados por las mejores mujeres y hombres. De igual forma pensamos respecto de la Justicia y por eso se están llevando adelante los concursos para la designación de jueces, a través del Consejo de la Magistratura y del cercenamiento de los derechos que constitucionalmente puede tener el Ejecutivo; en aras de fortalecer esta democracia es importante que los miembros de la Corte y del Poder Judicial sean también elegidos por concursos", afirmó el gobernador.

"Y finalmente el tema del Defensor del Pueblo, que si nosotros creemos que también es una figura que fue ganada con la democracia, no podemos hoy desvirtuarla con actos discrecionales. Mal haríamos nosotros si ofrecemos el cargo de Defensor del Pueblo nombrando a alguien partidario. Creo que tenemos que aceptar este desafío de la democracia. Mientras estamos reparando nuestros horrores o estas situaciones vergonzantes que dejó la dictadura, también tenemos que alentar todos los días estas posibilidades que hacen que esos horrores de la dictadura se alejen para siempre; y se alejan para siempre en tanto y en cuanto la democracia funcione".

"Alentar la posibilidad de que esta democracia funcione es una tarea de todos. Es verdad que tenemos más obligaciones nosotros, que estamos aquí, pero es evidente que es muy importante el contralor que el pueblo de la provincia de Santa Fe tiene que hacer sobre sus gobernantes", dijo el gobernador.

"Por eso, cuando nosotros planteamos la reforma de la Constitución no lo hacemos porque nos interesa cambiar tal o cual representación; nos interesa la reforma constitucional para incorporar los valores de la Reforma del año 94 a la Constitución de Santa Fe", explicó.

"Lo que planteamos es incorporar regímenes y formas que permitan controlar fundamentalmente los poderes del Estado; eso es un derecho que tiene la población. Son derechos amparados por convenios suscriptos por la Nación argentina con organismos internacionales; son derechos que están en la Constitución (nacional) reformada en la ciudad de Santa Fe en el año 94 y son derechos ausentes en la Constitución de Santa Fe", indicó el gobernador.

"Por ello, cuando se piensa que la reforma constitucional es para mejorar tal situación de gobierno no es así; la ausencia de la esta reforma no impide gobernar, lo que impide es al pueblo participar de la democracia y en ésto tenemos que avanzar".

"Este hecho de reparación (la reincorporación de agentes cesanteados por la dictadura) es muy importante, pero también de poca magnitud y de poca profundidad si nosotros, a este hecho, no lo acompañamos con otras acciones que permanentemente posibiliten mejorar el contralor de las propias instituciones, tener transparencia en las acciones de gobierno", dijo Binner.

Comentá la nota