"Binner desprecia el Senado"

El presidente del PJ y titular del bloque de senadores partidarios subrayó que en dos años no pudo reunirse con el gobernador para discutir temas de la provincia. Sigue la puja legislativa por el presupuesto con reforma tributaria.
El senador Ricardo Spinozzi dijo que "el común denominador de este gobierno y de muchos de sus funcionarios ha sido la hipocresía. A pesar de que jamás hemos sido consultados y de que nunca, como presidente de bloque o presidente del justicialismo he podido, en estos dos años, sentarme a dialogar con el gobernador Hermes Binner quien desprecia al Senado y no tiene en cuenta que los senadores tenemos su misma legitimidad porque hemos sido elegidos por el voto popular en la misma fecha, con responsabilidad votamos nuestro propio despacho para colaborar con el Poder Ejecutivo y para que los diputados evalúen el trabajo que, como aporte, hemos realizado desde el Partido Justicialista".

El dirigente se refirió así a la media sanción del miércoles último del Senado al mensaje del Poder Ejecutivo sobre presupuesto, reforma tributaria y endeudamiento de la provincia que ahora pasó en segunda revisión a Diputados. De mantenerse la unidad del PJ en ambas cámaras, se convertiría en ley el texto modificado por la oposición.

A estas horas parece prevalecer la decisión de que no haya ley este año y reconducir el presupuesto vigente en los primeros meses de 2010. De no haber ley de presupuesto, tampoco tendrán vigencia los aumentos de impuestos inmobiliario y de patente en el que existe un principio de acuerdo entre oficialismo y oposición. La decisión final se conocerá antes del miércoles, día en que han sido citadas nuevamente las cámaras en lo que será la última sesión del año. Ambas cámaras además ya han votado un receso que se prolongará durante los 31 días de enero.

"El destino que se avizora para Santa Fe y para los santafesinos, en función de la inacción del gobierno en todo este tiempo, no es para nada bueno. Resulta increíble que esta provincia, que hace dos años tenía 450 millones de pesos de libre disponibilidad y alrededor de 1.600 millones de pesos en caja, se encuentre ahora en esta situación. El tiempo nos dio la razón cuando advertimos al gobierno que debía terminar con los nombramientos masivos e innecesarios y que debía ejecutar los fondos dejados responsablemente por la administración anterior para no caer luego en una espiral de la que no se podría salir", expresó Spinozzi.

Ignorar al Senado

En sus apreciaciones, el titular del PJ se quejó de la acción oficial y de hablar de regiones y no de departamentos. "Para este gobierno parece no existir el resto de la provincia de Santa Fe, ni los departamentos, porque con la excusa de la descentralización quieren concentrar en 5 lugares privilegiados con 5 estrellas los 19 departamentos".

Después acusó al gobierno de no haber puesto en marcha ninguna obra. "A pesar de que muchos santafesinos, principalmente rosarinos, creen que hay ocho hospitales en marcha, no es así, pero no sólo que no es así, sino que en el futuro hospital de Venado Tuerto no pusieron un solo clavo. A pesar de la actitud autoritaria del gobierno, de la salvaje discriminación que se nos hace, por ejemplo por parte de la Dirección Provincial de Vialidad, del desprecio que se tiene a la Cámara de Senadores sin tener en cuenta que tenemos, todos los senadores, la misma legitimidad que tiene el gobernador porque fuimos elegidos por el voto popular en la misma fecha, actuaremos con responsabilidad".

Los cargos, según el Ejecutivo

El Poder Ejecutivo, a través del subsecretario de Recursos Humanos y Función Pública, Juan Carlos Pucciarelli, salió al cruce de legisladores justicialistas que insistieron en cuestionarnos la cantidad de cargos creados por la actual gestión.

Según datos oficiales, entre diciembre de 2007 y septiembre de 2009, ingresaron 2.692 agentes a la planta de personal del Estado santafesino. De esa cantidad, el 82,98% son docentes, personal de seguridad y profesionales de la salud. "Estas cifras dejan en claro cuál es la prioridad del gobierno", afirmó Pucciarelli quien precisó que el conjunto de incorporaciones a planta significan un incremento del 2,44%.

"Mientras la gestión del gobernador Binner lleva incorporados unos 2.700 agentes en dos años, en el período comprendido entre 1983 y 2007 ingresaron más de 43.000 personas a la administración pública. Es decir, que la planta se agrandó a un ritmo promedio de 7.000 empleados cada cuatro años", añadió.

Precisó que en diciembre de 1983, la provincia de Santa Fe tenía 67.116 empleados públicos sumados los tres poderes mientras para ese mismo mes de 2007 esa cantidad había ascendido a 110.423, es decir 64,5% de incremento. La planta hoy es de 113.115 agentes.

El informe del funcionario se detuvo en la última gestión de Jorge Obeid donde ingresaron a planta 8.885 nuevos agentes. "El Estado santafesino incrementó su planta en un 8,75% en cuatro años. De esas personas, casi un 50% fue a parar a la administración central. No sólo eso, sino que la mayoría de los ingresos de personal administrativo que tuvieron lugar en 2008 correspondieron a actas firmadas durante 2007".

Pucciareli consideró que "es un error o una interpretación malintencionada confundir los cargos presupuestados con los que efectivamente se ocupan en cada ejercicio".

En cuanto al proyecto de presupuesto 2010, el titular de Recursos Humanos afirmó que de un total de 2.693 cargos previstos, 2.081 (77%) corresponde a docentes, personal de seguridad y para el nuevo sistema de Justicia Penal.

Comentá la nota