Binner descabezó la cúpula policial de Santa Fe

El comisario Toledo asumió al frente de la Policía y designó a Barei en Rosario y a Troncoso, en Santa Fe. Aseguran que es parte de las modificaciones habituales.
El nuevo jefe de la Policía de Santa Fe, Osvaldo Toledo, le dedica su primera jornada en el cargo a terminar de acomodar las nuevas cabezas de las principales unidades regionales. En Rosario, asumió hoy al mediodía el comisario mayor Oscar Barei, quien ocupa el cargo dejado por Toledo, y en ciudad capital hará lo propio esta tarde el comisario mayor José Troncoso.

Según el flamante titular de la fuerza provincial, "los hechos de inseguridad existen" pero sobre todo llaman la atención por "el nivel de violencia empleado", que se ha incrementado en los últimos años. Así se diferenció de la polémica expresión del gobernador Hermes Binner –quien habló de la existencia de "sensación de inseguridad"–, aunque el jefe policial aclaró que el mandatario fue mal interpretado.

Toledo destacó además que la Policía trabajará en la "prevención" de los hechos y prometió reforzar los distintos operativos en todo el territorio. El titular de la fuerza aseguró que "los homicidios tienen prioridad en el estudio y el modo de reducirlos" pero aclaró que el "85 por ciento de esos hechos se dan como consecuencia de riñas o problemas intrafamiliares, ajuste de cuentas, o personas con antecedentes que dirimen sus diferencias en forma violenta".

"La gran preocupación y la prioridad se da sobre aumentar los niveles de prevención, por eso es fundamental coordinar acciones y administrar los medios disponibles de la mejor manera" agregó en diálogo con LT 10.

Toledo asumió ayer después de que Binner le tomara juramento en una ceremonia en la que también estuvieron presentes los jefes salientes, los comisarios Juan Luis Hek, como número uno de la fuerza, y Darío Gómez, como número dos.

En la misma sintonía, el comisario Barei, oriundo de Cañada de Gómez y al frente ahora de la Unidad Regional II de Rosario, afirmó que encabezará una "gestión de puertas abiertas" que buscará recuperar la confianza de los ciudadanos en los uniformados.

"Vamos a recibir a la gente, escuchar su reclamo, para poder trabajar en los problemas diarios de los vecinos", dijo a Radio Dos el comisario ex titular de la Unidad Regional X de Cañada de Gómez, y agregó: "Hay que volver a la figura del policía que camina la ciudad, que se vea al personal caminando en todos los barrios no sólo en algunos sectores".

En la Unidad Regional I con cabecera en Santa Fe, asumirán esta tarde los comisarios Troncoso, como jefe, y Darío Silva, como subjefe, quienes, según dijo Toledo, "es gente de la ciudad y con experiencia en el manejo de la unidad".

El gobierno afirmó que las modificaciones son parte del recambio natural de la fuerza por las jubilaciones del personal, aunque se producen a poco de la asunción de las nuevas autoridades del Ministerio de Seguridad.

Comentá la nota