Binner considera "necesario ajustar" algunos impuestos

En 2010 el gobierno provincial prevé una inflación anual del 8 por ciento y un crecimiento de la economía del 2 por ciento. Así quedó establecido en el proyecto de presupuesto para el año que viene, que todavía no fue presentado en la Legislatura santafesina ya que se están terminando de elaborar algunos retoques impositivos que la Casa Gris quiere incorporar al Cálculo de Recursos y Gastos, con el objetivo de ampliar la caja del Estado y -de esa manera- cubrir los mayores costos sociales y operativos.
Así lo dejó entrever el mandatario provincial en declaraciones a un medio santafesino. En tal sentido, Hermes Binner confía en el diálogo que se pueda llegar a lograr con la oposición para que los reajustes tributarios puedan implementarse en la provincia, situación que aportaría más maniobrabilidad al Estado santafesino respecto de la Nación y también incrementaría los fondos coparticipables a los municipios y comunas de Santa Fe.

-Gobernador, esta posibilidad de hacer una revaluación del impuesto inmobiliario rural, ¿cómo se va a hacer?

-Estamos trabajando en una armonización tributaria -en comparación con los impuestos que se cobran en Entre Ríos, Córdoba y Buenos Aires-, de manera que es importante el diálogo y la comprensión de la necesidad de ajustar determinados ingresos (como el inmobiliario, y cobrar ingresos brutos a algunos sectores que no lo están haciendo).

-¿La idea es adecuar el inmobiliario rural a valores similares a los de otras provincias?

-La idea es trabajarlo en forma común, en la provincia, para lograr una armonización tributaria.

-¿Encuentra el diálogo con el justicialismo vital para que la ley se vote en las cámaras?

-Hay una motivación común para que la provincia no se estanque, para que siga avanzando, creo que en esto hay una necesidad de integrar una propuesta común.

Por su parte, uno de los jefes de bloque del Frente Progresista en la Cámara de Diputados de Santa Fe, Raúl Lamberto, ya identificó qué sector de la oposición podría llegar a acompañar los cambios impositivos. "Nosotros pensamos que tenemos que avanzar y hay muchísima gente del justicialismo que lo ve, porque tienen la misma responsabilidad en el orden nacional (en relación al kirchnerismo). Así como piden responsabilidad a la oposición en el orden nacional, nosotros reclamamos que se tenga responsabilidad en el orden provincial", opinó el socialista.

Así, desde el gobierno de Hermes Binner entienden que al ampliar la base tributaria de la provincia se mejorarán varios aspectos fiscales y económicos de Santa Fe. Entre otras, habrá una mayor justicia contributiva, porque sectores que no pagan ingresos brutos lo tendrían que comenzar a hacer, si es que prospera la "armonización fiscal" en Legislatura, donde el PJ tiene mayoría en el Senado.

Con respecto a los números del próximo presupuesto, mientras se aguardan definiciones políticas para dar luz verde a los cambios tributarios e incorporarlos al proyecto de Cálculo de Recursos y Gastos, el todavía secretario de Hacienda del Ministerio de Economía, Julio Schneider, confirmó para 2010 un pronóstico de inflación del ocho por ciento y de crecimiento económico del dos por ciento. Ambos indicadores son similares a los utilizados por la Nación (8,8 por ciento y 2,5 por ciento, respectivamente), pero el funcionario aclaró que los porcentajes propios fueron calculados en base a los datos proporcionados por el Ipec y otras variables macroeconómicas públicas y del sector privado.

Comentá la nota