Binner: "Argentina es uno de los países más desiguales del planeta".

"Argentina es uno de los países más desiguales del planeta", lanzó ayer el gobernador Hermes Binner en el noreste rosarino mientras recorría las obras de reconstrucción de la avenida de la Travesía, vía de comunicación que atraviesa un sector de la ciudad donde su definición se ajusta como guante, y al cierre de una semana en la que sus declaraciones fruncieron ceños de funcionarios nacionales.
Es más, hay que recordar la polémica que se generó tras la visita a principios de esta semana del secretario de Comercio Interior de la Nación, Guillermo Moreno, sin avisar a las autoridades santafesinas, actitud que fue calificada por Binner como "poco integradora", y las diferencias que está teniendo el mandatario con la Nación en temas vinculados a la políticas agropecuarias.

"Cumplir con los derechos de la población es un gran desafío, si logramos los derechos mínimos y fundamentales como vivienda, salud, educación y trabajo, habremos dado un paso gigantesco sobre la igualdad de oportunidades", aseguró el gobernador. Su presupuesto político incluyó así la importancia de la obra, que visitó junto a una comitiva de la que también participó el intendente Miguel Lifschitz.

"Esta es una obra muy integral, acá estamos viendo desagües de dos metros veinte de diámetro que van a sanear este lugar de gran postergación, donde los que más sufren es la gente que vive aquí", afirmó Binner bajo el sol impiadoso del mediodía. Antes, a la sombra de un paraíso, en pleno obrador y plano mediante, el gobernador recibió de primera mano información sobre el avance de los trabajos.

"Este será un lugar muy bonito para ingresar a Rosario y de mucha comodidad para la gente que vive en la zona", evaluó Binner después de analizar el futuro de los parámetros básicos de la remodelación: nueva iluminación, desagües, tratamiento de aguas y parquización.

A metros de precarias urbanizaciones, también trazó su análisis de la situación social. "Argentina está en un territorio que es el más desigual del planeta, América latina. Los datos estadísticos son muy preocupantes", enfatizó.

En tal sentido, señaló: "Todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad, por acción o inacción, pero tenemos que mirar hacia adelante, no pensar en las próximas elecciones sino en las próximas generaciones", se sinceró el titular de la Casa Gris. Y buscó hacer docencia: "Hay que pensar en la necesidad de construir a partir del diálogo y sobre todo decirle la verdad a la gente para llegar a un escalón más alto del que estamos viviendo", remató.

"Nosotros planteamos como prioridad la necesidad de un diálogo público entre la nación, la provincia y los municipios", recordó Binner sobre la reciente presentación de cinco puntos insoslayables para desactivar los nubarrones sobre la producción agropecuaria e industrial sobre la que se vertebra económicamente Santa Fe.

Junto al campo. "Todas las recuperaciones que tuvo Argentina en su historia siempre fueron con el campo, si hoy persiste algún resquemor por lo que ocurrió con las retenciones, no sería un buen consejero para apuntalar la salida de la crisis", consideró el ex intendente rosarino, para quien la ciudad que presidió durante varios años "se ve bien".¿La obra de la Travesía quedó en carpeta en aquella gestión?. "De todo el plan estratégico de las obras que no se han cumplido una es esta y la otra la del Puerto de la Música, son trabajos que se harán en la medida que tengamos las herramientas", sentenció Binner.

Comentá la nota