Binner acusó a Reutemann de haber dado la orden de reprimir en 2001

A su regreso de la misión oficial que encabezó en tierra azteca, el gobernador Hermes Binner volvió a cargar duramente ayer contra Carlos Reutemann, a quien responsabilizó directamente de las muertes ocurridas en la provincia el 20 de diciembre de 2001 y de las consecuencias provocadas por la inundación en abril de 2003.
 "Indudablemente la orden (de reprimir) la dio el poder político", sostuvo Binner en alusión a la gestión que Carlos Reutemann encabezaba en la Casa Gris durante las protestas que precedieron la caída del gobierno radical de Fernando De la Rúa y que en territorio santafesino arrojó el trágico saldo de siete muertos.

Micrófono abierto. Cuando los periodistas lo consultaron sobre los guiños lanzados por Elisa Carrió al ex gobernador peronista para integrarlo a un hipotético frente opositor, la opinión de Binner sobre Lole volvió a ser rotunda: "A Reutemann no lo veo como candidato de la oposición. La verdad que no ima gino" una integración entre socialismo y reutemismo en un espacio político común.

   Binner deslindó que en todo caso se trata de"opiniones de Carrió, pero lo que nosotros necesitamos no es una suma para ganar, esto no es una acumulación bancaria, sino que necesitamos es una propuesta de Nación".

   Para Binner, "la concepción que tiene la doctora Carrió en este sentido es diferente a la que tenemos nosotros", aunque dejó en claro que ello no necesariamente implica romper la sociedad política en el seno del Frente Progresista, porque "nosotros estamos siempre sumando y de hecho en el FP hay una pequeña representación de la Coalición Cívica, de manera que esto hay que verlo fundamentalmente dentro de los límites de la provincia de Santa Fe", delimitó.

   El mandatario manifestó además que "lo de Carrió no me sorprende porque en general ella tiene apego a formular declaraciones que son llamativas. De todas maneras tenemos que pensar en Santa Fe, en los tres años de gobierno que tenemos por delante llenos de proyectos, y no necesariamente tenemos que pensar inexorablemente que puede pasar dentro de tres años en este país".

Criterios. "Fíjese en una situación similar que es la que vivimos aquí en el enfrentamiento del gremio de Atilra, el comportamiento de la policía no fue reprimir la protesta, criminalizar la protesta, sino disuadir y tratar de comprender entre todos que es una barbaridad que se enfrenten grupos sindicales".

   Y seguidamente comparó que en diciembre de 2001 "la policía, sin más, cargó contra los que protestaban y hubo siete muertos", insistió el mandatario.

   Como si esto fuera poco, recordó que en abril de 2003 Reutemann inauguró "una obra que no se hizo, sobre el hipódromo de Santa Fe, y ése fue precisamente el lugar por donde entró el agua e inundó la ciudad", a la vez que recalcó que fue el dos veces gobernador privatizó el Banco de Santa Fe para ponerlo en manos de los hermanos Carlos y José Rohm, cuando "se sabía ya, porque tuvimos noticias desde Montevideo, del perfil que tenían los compradores", acusados de estafas en Uruguay por manejos realizados en el Banco Comercial.

   Al respecto, expresó su preocupación porque siendo Santa Fe "la segunda provincia de la Argentina", carece de un banco oficial, lo cual "es una gran pérdida" porque implica una "falta absoluta de regulación del Estado", concluyó Binner sus renovadas críticas a su mediato antecesor.

En su locuaz regreso a Santa Fe, el mandatario formuló temprano declaraciones a radio Mitre, y a media mañana también se prestó a un extenso diálogo con la prensa al encabezar un acto oficial en la capital santafesina. En sus declaraciones a la emisora porteña, Binner también había responsabilizado a Reutemann de no haber realizado las obras necesarias que evitasen la inundación que devastó a la capital provincial y comparó a la orden de reprimir impartida por Reutemann durante la crisis de 2001 con la que adoptó él mismo hace poco, cuando en Rosario se enfrentaron a tiros sectores internos del gremio de trabajadores de la leche (Atilra) que dejó como saldo un hombre muerto.

Comentá la nota