"En Bilardo, el técnico sobrepasa al manager"

Diego Maradona volvió a hacer público su malestar con el ex entrenador
Más allá del abrazo ante las cámaras entre Diego Maradona y Carlos Bilardo, después de la clasificación al Mundial obtenida frente a Uruguay, el miércoles pasado, en el Centenario, la actualidad del seleccionado da cuenta de una situación de tensión permanente. Especialmente entre las cabezas de este proyecto, como lo son el técnico y Carlos Bilardo, el secretario técnico.

En el programa 6, 7, 8 , que se emite por Canal 7, Maradona se defendió de las críticas por el exabrupto que protagonizó la semana pasada en la conferencia de prensa brindada en Montevideo, y volvió a embestir contra el ex entrenador del seleccionado: "Bilardo nunca me sugirió un jugador. Nunca está cuando yo les doy la formación del equipo a Lemme y Mancuso. El equipo lo armo yo. Si le sugirió algo a Lemme, ése es otro problema que se hablará en su momento".

Ya se había advertido que, una vez que pasara la euforia de la clasificación, volverían a emerger las cuestiones que vienen de arrastre. Las luchas por los espacios de poder continúan y el futuro del cuerpo técnico del seleccionado es impredecible. Maradona vuelve a hacer público que se siente víctima de una conspiración, algo que dijo y desdijo en la semana previa al partido con Perú, en la conferencia de prensa que dio en el predio de la AFA. "Escuché que la táctica me la hacía Bilardo. Juro que Bilardo nunca me sugirió personalmente un jugador o un cambio. Insisto: el equipo lo armo yo. Así como perdí tres partidos y me la banqué, la táctica con Uruguay la hice yo", enfatizó Maradona.

"Acá no hay ninguna mano de Bilardo. Por más que les dijo a Aimar y Palermo vení , sólo les dijo andá . Yo tuve problemas por ponerlo a Di María, porque querían que pusiera a Insúa, la interna [por su cuerpo técnico y Bilardo] quería eso. Los que nos rompemos la cabeza pensando los cambios somos Mancuso, Lemme y yo. Hacemos los cambios, todo. Pero parece que en Bilardo, el técnico sobrepasa al manager", agregó el técnico, lejos de ponerle paños fríos a la seguidilla de conflictos que envuelve al conjunto albiceleste.

Los contratos de todos los colaboradores de Maradona vencen el 4 del mes próximo y todo indica que las negociaciones se extenderán más allá de esa fecha, incluso hasta después del amistoso con España, el 14 de noviembre. "Voy a hablar con los referentes, con Verón, Mascherano, Heinze y Messi. Después, tendré una charla con Grondona y nos enfocaremos en el Mundial. Cada jugador tendrá que demostrarme a mí y al cuerpo técnico que puede bancarse un Mundial, que no es fácil. Hay que bancarse la convivencia, las lesiones. Hay que armar un buen grupo, que se ayuden entre todos", agregó Maradona, que sumaría a Antonio Mohamed a su equipo de trabajo.

En cuanto al plantel argentino, explicó que tuvo que hacer cambios para la última serie de las eliminatorias por "indisciplina". "Teníamos un grupo de jugadores, pero algunos quedaron afuera por bajo rendimiento y otros por indisciplina. Llegamos a estos partidos con muchos jugadores del fútbol local que nos clasificaron. ¿Qué tipo de indisciplina? Táctica, que algunos no hacían caso, que otros levantaban la mano o como que les faltaba actitud", declaró Maradona en otra versión sin paz.

* Y denunció un viejo complot contra Grondona

Maradona también criticó a los medios, y especialmente a Daniel Vila, dueño del canal América, del multimedio Uno y presidente de Independiente Rivadavia, de Mendoza. "Acá hay una campaña en contra de Grondona. Hace tiempo, Vila y Bilardo se querían quedar con su lugar, por eso se agarró de lo que yo dije después del partido". Maradona profundizó su visión: "Vila y Bilardo querían voltear a Grondona, y en el tema de los medios les ganó Dieguito y me agarraron y me destrozaron, eso fue lo que pasó". Y fue más allá también: "Vila y Carlos Avila tenían una negociación, porque se quedaban con todo el fútbol, pero ahora para pegarle a Grondona se la agarran conmigo. A Vila lo conozco mejor que nadie", concluyó.

Comentá la nota