BILARDO "Firmo ya el repechaje, es lo único seguro"

Más al límite que de costumbre –y no menos polémico–, dice que ni piensa en la posibilidad de que Argentina se quede fuera del próximo Mundial, aunque está seguro de que hasta dentro de un mes no podrá dormir y que casi no sale a la calle. Con la experiencia de haber piloteado situaciones tan extremas como ésta, desafía: "Si fracasamos, quedamos en la historia". Su relación con Maradona, el seleccionado y lo que viene.
Después de las dos derrotas ante Brasil y Paraguay, la Selección sembró un clima de incertidumbre que salpica a todos los jugadores y al cuerpo técnico. Hay dudas sobre la clasificación, sobre el rendimiento, sobre qué sucederá cuando se jueguen las últimas jornadas por Eliminatorias. Mientras tanto, queda un mes lleno de especulaciones, con Diego Maradona en el centro del debate y las grandes figuras desparramando talento en sus equipos de Europa. Carlos Bilardo, secretario técnico de las selecciones mayores, expone sus preocupaciones, y aclara que con Diego "la relación es buena".

—Todos los argentinos estamos preocupados por el rendimiento de la Selección en estas Eliminatorias, ¿cómo está usted?

—Yo también estoy preocupado, porque los partidos que vienen son difíciles, pero lo que más me preocupa es que, por ejemplo, en el partido con Brasil era claro que ellos vinieron a empatar, y qué pasó, nos embocaron. Con Paraguay sucedió lo mismo, los muchachos hasta habían dicho públicamente que con el empate se conformaban, y también nos embocaron... Esa es lo que me provoca mucha bronca. Y además, porque ahora no sólo tenemos que ganarles a Perú y a Uruguay, si no que tenemos que depender de otros, como puede ser el de Ecuador.

—¿Dialogan con Diego, le permite aportar sus cosas?

—La relación es buena. Aquellos que dicen que es mala están mintiendo. Ahora, hay algo que está clarito desde el primer día: el técnico es Maradona. Si él me consulta, yo le aporto, pero si no me consulta, no puedo meterme.

—¿Pero le gustaría que Diego lo consulte más?

—Eso depende de él. Yo también lo hice como técnico, a veces a Pachamé lo consultaba y a veces no.

—Usted tiene experiencia y vivió momentos complicados con la Selección, ¿se puede salir de ésta?

—Mirá, cálculos no se pueden hacer, porque están metidos Venezuela, Ecuador, Uruguay, y depende de todos los resultados.

—¿Firmaría hoy jugar un repechaje?

—Está bien, porque por lo menos te lo asegurás. Cuando la mano viene dulce, peleás por salir primero en la zona, pero ahora por como venimos...

—¿El fútbol está tan parejo, porqué la Argentina involucionó?

—No, fueron progresando los demás países. Tenés los ejemplos de Colombia, de Chile, Ecuador, y otros países, incluso de América central.

—¿Esta Selección tiene tan buenos jugadores o somos los argentinos los que nos entusiasmamos demasiado?

–Sí, hay muy buenos jugadores, no se puede discutir. Pero acá el tema pasa por otro lado, y se lo dije a Diego cuando agarró: "Mirá que no te están dando un caramelo". A un año y medio de un Mundial nadie te regala nada. Diego y yo fuimos los que más defendimos a Dunga cuando le pegaban de todos lados, pero tuvo tiempo, jugó treinta partidos, borró a algunos que no iban y pudo armar el equipo. Y ahora están todos contentos.

—¿Se le cruza por la cabeza la chance no ir al Mundial?

—No, de ninguna manera, es algo que no lo puedo ni pensar.

—¿Puede dormir por las noches?

—No, hasta que no juguemos contra Perú no voy a dormir. Esto es la Selección, hay una gran responsabilidad, si no funciona quedamos en la historia.

—¿Cambiaría algo de todo lo que ganó por clasificar para el próximo Mundial?

—Con lo que gané estoy satisfecho. Pero si no llegamos a clasificar... No lo quiero ni pensar. Estoy muy triste, ni siquiera salgo a la calle.

En Ezeiza, un lunes caliente

Mañana volverán a sentarse a la mesa, en Ezeiza. En la anunciada primera reunión formal post Paraguay, el tema previsible será el análisis de las dos derrotas. Pero, al margen del repaso de nombres propios para lo que viene, sus segundos le darán detalles a Diego Maradona del reto que les dio Julio Grondona. "Empiecen a trabajar en serio, esto es la Selección", les había dicho el presidente de la AFA a Mancuso y Lemme, los asistentes de Maradona, en la madrugada siguiente al golpe de Asunción.

Nadie puede asegurar que del encuentro de mañana no participe el propio Grondona. Es que el presidente de la AFA quiere asegurarse de que a Diego le lleguen sus órdenes: contra Perú se jugará en River, deberán trabajar en sintonía con la sub 20 y rendirle cuentas a él de la nueva convocatoria.

Comentá la nota