Biffi aseguró que la UCR gobernará en 2011

Biffi aseguró que la UCR gobernará en 2011
La UCR quedó oficialmente normalizada con la asunción de sus autoridades. Hubo críticas al Gobierno. Faltaron Cobos, Fayad e Iglesias.
Pasaron tres años de intervención y una de las rupturas más violentas que se recuerden, pero desde ayer la Unión Cívica Radical de Mendoza es nuevamente un partido normalizado institucionalmente. César Biffi se convirtió oficialmente en el presidente en un acto en el que esa fuerza política intentó comenzar su camino "para volver a ser gobierno en el 2011", tal como remarcó el propio Biffi.

Pero aunque la estructura radical está formalmente unida, aún le falta "la verdadera unificación", según reconocieron varios dirigentes.Por eso, por ejemplo, los principales referentes de la UCR local ayer sólo estuvieron juntos en un video.Una de las imágenes más antiguas era la de Julio Cobos abrazado con Roberto Iglesias.También la de Víctor Fayad en ese entorno.

La UCR local se quebró en 2006, cuando Cobos era gobernador y se alió con el entonces presidente Néstor Kirchner. En aquellos días otro mendocino era presidente del Comité Nacional.Se trata de Iglesias, quien fue el abanderado para iniciar el proceso de intervención del partido y la expulsión de Cobos. El 31 de octubre de ese año se determinó la intervención, aunque fue suspendida judicialmente y luego ratificada en marzo de 2007.

Una de las claves para la reunificación express del radicalismo fue la ruptura de Cobos con el gobierno K y su acercamiento a la UCR. Luego vino el éxito electoral del 28 de junio. Hoy otro mendocino es presidente de la UCR nacional y ayer se selló la normalización del partido.

Justamente Ernesto Sanz fue el encargado de cerrar el acto, quien ratificó el rol opositor que la UCR tendrá hasta fin de 2011. Pero también hizo hincapié en la necesidad de "construir un modelo de país" para ser gobierno.

Para formalizar la asunción de las autoridades elegidas en las internas de la UCR local se esperó la elección de las autoridades nacionales. Por eso se realizó ayer y con la presencia de Sanz.

El acto se hizo en el Centro de Congresos, que estuvo colmado de ex funcionarios y militantes de todos los departamentos.Estuvieron los intendentes radiales Alfredo Cornejo y Eduardo Giner y los del Confe, Mario Abed y Gustavo Pinto.También estuvieron Juan Carlos Jaliff y Néstor Piedrafita, dos ex radicales hoy a cargo del Confe y el ARI.

Biffi arengó a los radicales a "buscar la unidad real" de ese partido para hacerse cargo del gobierno en 2011. Pero también tuvo tiempo de hacer una autocrítica.

"Nadie puede arrepentirse, pero fue un fracaso electoral y como experiencia política", dijo en referencia a lo que pasó en 2007. Además, les mandó un fuerte mensaje a los dirigentes que aún se mantienen en el Confe."Este es su lugar, estos son sus colores y este es su partido.No tiene sentido seguir en otro espacio", dijo ante la mirada de Jaliff.

El cierre estuvo dedicado al Ejecutivo provincial. "Este Gobierno pone en riesgo la gobernabilidad todo el tiempo, no existe un área en que se pueda destacar algo. En diciembre de 2011 la UCR va a tener un gobierno que va a saber qué hacer y cómo hacerlo", dijo Biffi.

Comentá la nota