Si bien disminuyeron las consultas ''todavía no se debe bajar la guardia''.

El director de Salud manifestó que si bien en las últimas dos semanas descendieron las consultas se debe seguir tomando las medidas preventivas para evitar la propagación de la gripe A, y agregó que podría darse otro brote de la enfermedad cuando se reanuden las clases.
Loiza aseguró que el cierre de las escuelas y la toma de conciencia de la gente respecto de las medidas de higiene y no asistir a lugares con presencia masiva de público fueron medidas muy importantes para bajar la transmisibilidad y dieron como resultado la disminución de las consultas.

Asimismo expresó que aún no se sabe lo que puede ocurrir cuando se reanuden las clases, ya que podría haber otro brote, pero de menor magnitud que el anterior, aunque aclaró que éstas no se pueden suspender indefinidamente. Sostuvo que lo importante es que los padres no envíen a los chicos a la escuela con síntomas gripales para bajar la transmisibilidad.

Esta medida debe ser tomada también por los grandes, que no tienen que asistir al lugar de trabajo si se encuentran enfermos. Sin embargo aclaró que la enfermedad se contagia un día antes de que aparezcan los síntomas y una semana después de esto.

Loiza expresó que si bien disminuyeron las consultas "todavía no se debe bajar la guardia", por lo que el Municipio suspendió las actividades hasta el 3 de agosto. Asimismo dijo que cuanto mayor sea el tiempo en que se mantengan las actividades suspendidas, es mejor, y también es importante que la persona enferma se autoaisle. De esta manera el virus cumple su ciclo y no es trasmitido, explicó.

Por otra parte manifestó que en el CAPS San Roque fue suspendida la atención médica que se había incorporado en el turno tarde, ya que disminuyeron las consultas, pero se continúa con un pediatra en los CAPS Saavedra e Ibarbia.

Comentá la nota