Bielsa será testigo en el caso de las coimas de Siemens

Bielsa será testigo en el caso de las coimas de Siemens
Es por su gestión como síndico en la renegociación del contrato por los DNI.
El ex síndico general de la Nación Rafael Bielsa será citado a declarar como testigo en la causa en la que se investiga el pago de coimas admitido por la empresa Siemens para la obtención de un millonario contrato público en la Argentina.

La declaración de Bielsa fue pedida por el fiscal Luis Comparatore al juez federal Ariel Lijo, quien convocará al ex funcionario del gobierno de la Alianza en las próximas semanas, según dijeron a Clarín fuentes judiciales.

Bielsa, luego canciller en la presidencia de Néstor Kirchner, recomendó al ex presidente Fernando de la Rúa la rescisión del contrato firmado durante la administración de su antecesor, Carlos Menem, para la provisión de los documentos de identidad y la informatización de los controles migratorios.

En un acuerdo firmado a fines del año pasado con autoridades de los Estados Unidos y Alemania, la multinacional admitió el pago de millonarias coimas para la obtención de ese contrato. Aunque no hizo nombres --pero sí cargos-- involucró al gobierno de Menem y al de De la Rúa. Tanto uno como el otro negaron la acusación.

El dictamen firmado por Bielsa, como titular de la SIGEN, fue clave para hacer caer la renegociación que llevaba adelante la Alianza con el fin de mantener el contrato firmado en 1998. El informe del síndico, conocido en febrero de 2001, fue demoledor. Aunque no había evidencias de corrupción, parecía sugerirlas.

Bielsa sostuvo que la rebaja de 30 a 25 pesos/dólares renegociada por cada DNI no era tal ya que no se enviarían a domicilio, como estaba previsto originalmente. Pero lo que más ruido hizo en el Gobierno de la Alianza fue la recomendación que hizo Bielsa para que Siemens revelara la "estructura de costos" de su negocio.

La empresa nunca reveló cómo se componían los costos de producción de los DNI. La sospecha posterior, a la luz del reciente reconocimiento hecho por la empresa, es que esa estructura de costos incluía las millonarias coimas ahora investigadas por la Justicia.

El juez Lijo viajará en abril a Alemania. Allí espera poder acceder al informe de la auditoría interna realizada por la multinacional. Se supone que en ese informe debieran figurar los nombres de los funcionarios argentinos a los que se les pagaron las coimas.

En el acuerdo firmado para permitírsele operar en el mercado bursátil estadounidense, Siemens admitió que tuvo prácticas corruptas en la Argentina y otros países pero allí no figuran nombres aunque sí cargos. Sólo habla del "presidente de la Argentina, el ministro del Interior y el jefe de control migratorio", roles que ocupaban en ese momento Carlos Menem, Carlos Corach y Hugo Franco, respectivamente. Y afirma que hubo pagos a funcionarios del gobierno siguiente, es decir la Alianza.

Corach se presentó en la causa a fines de diciembre para sostener que no es mencionado en los documentos norteamericanos.

En total, según lo admitido por la empresa, entre 1997 y 2007 se pagaron 105 millones de dólares en concepto de coimas para hacer el negocio de los DNI en la Argentina. En Tribunales sospechan que gran parte de esas coimas se las llevaron los lobbystas o "consejeros de negocios" que participaron de la operación.

Clarín reveló a fines del año pasado las disputas internas del gobierno de la Alianza en torno a este contrato. El entonces ministro de Economía Domingo Cavallo y el de Interior, Federico Storani eran partidarios de mantenerlo en pie, con la adhesión inicial de De la Rúa. Pero el ex presidente optó luego por el rechazo, basado, en gran medida en el informe negativo de Bielsa. De la Rúa negó las disputas y haberle pedido a Bielsa que aprobara el acuerdo, como informó en diciembre Clarín.

Comentá la nota