Bielsa no será candidato debido a sus "compromisos profesionales"

Bielsa no será candidato debido a sus "compromisos profesionales"
Pese a las presiones de un sector del PJ porteño, el ex canciller ya decidió no integrar ninguna lista el 28 de junio. Aunque sigue creyendo en el proyecto K, está dedicado de lleno a su profesión de abogado y, desde mañana, tendrá a su cargo el Panorama Internacional de este diario, que se publica los domingos. "No sólo de candidaturas vive la política", dice.
A pesar de la insistencia del kirchnerismo porteño, el ex canciller Rafael Bielsa (quien a partir de la edición de mañana tendrá a su cargo el Panorama Internacional de PERFIL dominical) asegura que no será candidato porque no se lo propusieron y porque asumió "compromisos profesionales". Dice que el kirchnersimo está "complicado en términos numéricos" y que Gabriela Micchetti es la mejor posicionada.

—¿Por qué suena tan fuerte su nombre como candidato?

—Ojalá sonara tan fuerte. Cuando salgo de mi casa de Colegiales, no veo muchedumbres con carteles que digan: "¡Bielsa candidato!". Es cierto que tampoco las he visto clamando "¡Roy Cortina!".

—¿Alguien del Gobierno le propuso ser candidato?

—Absolutamente ninguna persona con capacidad de obligar orgánicamente dentro del Partido Justicialista y del Frente para la Victoria me propuso ser candidato a nada.

—¿Le gustaría ser candidato?

—En lo personal, siempre creí que una candidatura es la conclusión de un proceso de discusión política, en la que el pronombre que prevalece es más "nosotros" que "yo". Así fue cuando fui candidato a diputado por la Ciudad, y cuando lo fui a gobernador de Santa Fe, luego de ganar una interna con mi amigo Agustín Rossi, buen recuerdo para los que repiten con mala memoria que los candidatos no llegaron a tales como resultado de una interna. Como sólo hay sujeto si hay un proceso de fidelidad a ideas, sigo pensando lo mismo. Ese proceso no ha tenido lugar. Y he asumido compromisos profesionales.

—El lunes cenó con seis legisladores porteños. ¿Ellos le pidieron ser candidato?

—Me pidieron que ocupara más espacio. Hablamos de cómo evitar seguir concurriendo al CIADI, de la Ley de Radiodifusión, de la nacionalización del comercio exterior de granos, del conflicto con el campo y de muchas otras cosas. No sólo de candidaturas vive la política.

—¿El lunes firmó un documento que entre otras cosas dice que debe haber un candidato K puro para la Ciudad?

—La expresión "K puro" me evoca a un caballo de carrera, y el documento era político y no turfístico. Lo que firmé es que llevamos cinco años de un proceso que, según mi modo de ver, logró edificar algunas políticas que la Argentina no debería abandonar.

—¿Cómo ve el panorama porteño para el FpV?

—Complicado en términos numéricos, pero con excepción de Gabriela Micchetti no más complicado que para el resto.

—¿Cómo cree que le va a ir a Macri en las elecciones, teniendo en cuenta la gestión que ha realizado?

—Mi juicio es que su gestión ha sido mediocre, como cabía esperar, pero el electorado no va a juzgar su gestión, sino la posición que lleve su candidato respecto de los grandes temas nacionales.

—Hay un sector del PJ porteño que promueve la candidatura de Telerman y otro de Ibarra. ¿Cómo evalúa esa situación interna?

—Si Telerman e Ibarra expresaran el ideario frentista del que hemos venido hablando, y si en su vocabulario figurara la segunda persona del plural, me parecería formidable.

—¿Si a usted le preguntara Kirchner sobre qué candidato pondría, qué le respondería?

—Lo que le respondo siempre: "Néstor, hablemos de política un par de horas, y después te digo".

Comentá la nota