Bicentenario, integración y Agua Negra, los temas en el límite

Gritos de viva la Patria y una corrida emocionante hasta llegar al lado de los arrieros chilenos fue el desenlace de esta histórica cabalgata por los Andes. La presencia Argentina en el límite fue mayor y se comprometieron a fortalecer la gesta en 2010 cuando se cumplan dos siglos del nacimiento de Argentina.
Son cuatro las horas de cabalgata que separan a Ingeniero Sardina del lugar donde está el campamento de los expedicionarios de Valle Hermoso, el sitio donde se encuentra el busto de Bernardo O’Higgins y se realiza todos los años el acto de hermandad entre chilenos y argentinos con motivo del Cruce de los Andes.

Como siempre, al llegar al lugar, se produce la corrida hacia el límite y uno de los expedicionarios, con la celeste y blanca, al grito de “Viva la Patria”, crispó de emoción a los allí presentes. Luego de ello se realizó el intercambio de obsequios y las palabras en alusión a la necesidad de fortalecer la integración entre ambos pueblos. Además, hubo un tema que sobresalió y fue el del Bicentenario del nacimiento de la Argentina. Gioja habló de la importancia del Paso de Agua Negra. Y se anunció que, para el próximo año, la intención es hacer un megacruce de los Andes, en el que todos puedan revivir ese momento. El acto en el límite argentino chileno se transmitió vía satélite por Canal 7, y el pueblo argentino pudo disfrutar de este momento especial. Luego del acto, los expedicionarios volvieron al Refugio Sardina, donde pasarán la noche.

En cuanto a lo que se vivió en el último día del Cruce de los Andes, son muchas las cosas que se pueden contar. De hecho, la delegación oficial se encontró con la que encabeza monseñor Alfonso Delgado, quienes comentaron que no sufrieron las incidencias de la nieve y la lluvia. Marcaron que hubo frío y que sólo se vieron marcados en la noche por la lluvia que azotó su campamento. También hasta ingeniero Sardina llegó una delegación de mendocinos, compuesto por cuatro parejas y los organizadores de la misma. Esto sorprendió a los sanjuaninos que comprendieron que “se está aprovechando como producto turístico este cruce, tal como es el propósito inicial del mismo”.

Comentá la nota