Por el Bicentenario, el Gobierno gastará más de $ 160 millones.

Por el Bicentenario, el Gobierno gastará más de $ 160 millones.
La Presidenta quiere que durante 2010 haya festejos en todo el país y en el extranjero.
El país será una fiesta. En 2010, todo que haga y diga Cristina Kirchner será coronado con el rótulo "del Bicentenario": actos, congresos, festivales, conmemoraciones, y conciertos. El Gobierno destinará 160 millones de pesos, previstos en el presupuesto del año próximo, para conmemorar los 200 años de la Revolución de Mayo.

Quienes organizan las actividades aseguraron a LA NACION que "esa partida resultará bastante escasa". No se descarta por ello que la Presidenta disponga reasignaciones durante el año para cubrir faltantes. Se usarán para ello los superpoderes del jefe del Gabiente, Aníbal Fernández, que le permiten reubicar recursos dentro del presupuesto mediante simples decisiones administrativas, sin control del Congreso.

No es para menos. El Programa de Conmemoración del Bicentenario es uno de los proyectos políticos más preciados de la Presidenta. En medio de los festejos, la Casa Rosada apuesta a que algunos conflictos que afectan a la imagen presidencial pasen a un segundo plano.

Durante la semana de mayo, del 21 al 25 de ese mes, la avenida 9 de Julio será "el Paseo del Bicentenario" y estará cerrado por completo al transito para los automóviles. Una exposición de las 24 provincias cubrirá toda la calzada a lo largo de la avenida, con un paseo de espectáculos artísticos, musicales, gastronomías regionales, exposiciones y juegos varios.

También estará allí representada la provincia número 25, creada por el Gobierno: la que conforman los argentinos en el exterior. A cielo abierto se agregarán en ese solar representaciones de Colombia, México, Chile y Venezuela, que también celebrarán su Bicentenario.

Para esos días, el Poder Ejecutivo decretaría un feriado más largo que de costumbre: el día 25 será martes. Probablemente, se produzca un masivo éxodo turístico.

Mediante el decreto 1358/09, se creó la Unidad Ejecutora del Bicentenario en la órbita del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. Funciona en el segundo piso de la Casa Rosada coordinado por Javier Grossman e integrado por el secretario de Cultura, Jorge Coscia y el titular de Radio y Televisión Argentina (RTA), Tristán Bauer, entre otros.

La gran fiesta tendrá su propio logo, similar al de una escarapela, con los colores patrios y forma de flor, cuyos tonos cambiarán en cada uno de los distritos federales.

Celebración federal

"Habrá más de cien festivales. Será una celebración federal, de todo el año, participativa, inclusiva y con una mirada latinoamericana", señaló a LA NACION uno de los organizadores.

Se pondrá énfasis en la coordinación con los distritos federales. El primer centenario, afirman, fue un hecho centrado en Buenos Aires, mientras que "el Bicentenario debe abarcar a todo el territorio", se proponen. Con esa premisa, el Gobierno diseño la "Agenda Federal", de foros y debates. Por ejemplo, para discutir la educación media y la universitaria se convocará a todos los ministros de Educación y rectores de universidades de las provincias. Podrían surgir allí ideas para reformar las leyes. Se debatirá en una treintena de ciudades del país.

En las denominadas "100 Noches Inolvidables de la Cultura Popular", se celebrará la Fiesta Nacional del Chamamé en Corrientes; la del poncho en Catamarca; la del folclore en Cosquín; la del Carnaval en Humahuaca; la del Estudiante en Jujuy; la del sol en San Juan; la Semana Santa en Misiones; el Bicentenario junto al Mar en Mar del Plata, y la Sinfonía del Bicentenario en escenarios naturales.

Se conmemorarán fechas como el Cruce de los Andes, en Mendoza; el Exodo Jujeño, en San Salvador; el 9 de Julio en Tucuman; y el Día de la Mujer, la Semana de Mayo y el Congreso de Sociedad Civil y Movimientos Sociales (piqueteros), entre otros.También la Cancillería programó muestras, seminarios y congresos en Alemania, Bolivia, Brasil, Chile, Perú, Canadá, China, Estados Unidos, España, Francia, México y Panamá.

También se fundarán en todo el país 200 Casas de la Cultura. La Presidenta quiere que 2010 sea una fiesta interminable.

Comentá la nota