El Bicentenario dejará su huella en Rosario con una moderna biblioteca

El Bicentenario dejará su huella en Rosario con una moderna biblioteca
Los festejos del bicentenario de la Revolución de Mayo en Rosario vendrán de la mano de dos obras importantes: una moderna biblioteca adaptada a las nuevas tecnologías y el Puerto de la Música en Pellegrini y el río. Los detalles de la primera serán brindados hoy por funcionarios municipales, al tiempo que los de la segunda fueron desgranados ayer por el asistente del prestigioso arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, autor del proyecto
Así, las obras aspiran a dejar su huella en la ciudad. "La idea es pensar en una biblioteca moderna del siglo XXI, adaptada a las nuevas tecnologías y con una impronta moderna. A fin de mes vamos a estar concluyendo el proyecto para formular el llamado a concurso", confirmó el intendente Miguel Lifschitz.

En tal sentido, apuntó que "hay que pensar en trabajar un proyecto que se articule con la actual Biblioteca Argentina, pero con una impronta moderna. Esto implica que además de propiciar un ámbito para la lectura, haya otros ambientes multimedia con ofertas culturales", se explayó Lifschitz.

Faro cultural. Por su parte, el secretario de Cultura municipal, Fernando Farina, aseguró que la biblioteca del Bicentenario será "un faro cultural para los próximos 100 años, integrando contenidos y lenguajes y articulando conceptos y propuestas que en la actualidad están dispersas".

El funcionario destacó que el nuevo edificio trabajará contenidos y formas de lectura no formal, como el sistema audiovisual, pero siempre en red con las bibliotecas Juan Alvarez y Juan Estrada.

La secretaria de Planeamiento, Mirta Levin, indicó que se está en plena etapa de elaboración del anteproyecto con la idea de convocar a un concurso profesional. La idea de una biblioteca del Bicentenario figura en el plan urbano que reemplazará al nuevo régimen aprobado en la década del 60.

"Nuestra pretensión es que en dos meses contemos con la elaboración de un programa y el predio donde será emplazada la biblioteca". En función de todos estos pasos, el Ejecutivo tendrá luego definido el monto de obra.

Como Barcelona. Farina dio algunas pistas del lugar de emplazamiento de la biblioteca. "No será ni en el centro ni en el norte ni en la costa. Rosario tiene un mapa extenso", apuntó el funcionario.

El formato de biblioteca apuntará a que circule la palabra, a otras formas de libro como el electrónico (e-book), espacios lúdicos y sectores para la poesía y la literatura. "Nos hemos asesorado con bibliotecas como la de la UCA en Capital Federal, el Museo de la Lengua Portuguesa de San Pablo (Brasil) y las experiencias en Colombia y Barcelona (España)", indicó Farina.

Esta mañana, los funcionarios de Cultura, Planeamiento y Gobierno brindarán los detalles de la obra. "El lugar ya está definido en un 90 por ciento", adelantó Farina. Un sitio que hasta ayer, Lifschitz tenía in péctore.

Comentá la nota