La bicameral de medios suma otro conflicto para el Gobierno

La permanente disputa de poder abierta en el Congreso con la asunción de los nuevos legisladores, el 10 de este mes, también se refleja en el funcionamiento de la Comisión Bicameral creada por la ley de radiodifusión diseñada por la Casa Rosada.
La Comisión de Promoción y Seguimiento de la Actividad Audiovisual, tal su nombre oficial, se constituyó hace dos semanas y, tras elegir presidente al jefe del bloque de diputados kirchneristas, Agustín Rossi (Santa Fe), designó a Claudio Schiffer representante del oficialismo para la autoridad de aplicación.

Su actuación quedó allí, ya que la oposición se retiró y dejó al oficialismo sesionando en soledad, en rechazo por considerar que, al tratarse de una comisión de control, la presidencia debería estar en manos de un legislador no kirchnerista.

Pero la situación se agravó más aún cuando, a la semana siguiente, el Poder Ejecutivo publicó en los diarios de mayor circulación de la Capital el edicto con el nombramiento de Schiffer.

Sin embargo, esa designación nunca fue oficialmente comunicada por el Congreso al Poder Ejecutivo, ya que el vicepresidente y titular natural del Senado, Julio César Cobos, se negó a firmar la notificación aduciendo que la ley establece que la comisión debe nominar a los tres representantes legislativos para la autoridad de aplicación y no sólo al del oficialismo, como ocurrió.

Desde ese momento, todo el trámite se encuentra en un limbo jurídico.

Cobos sostiene que el edicto con la designación de Schiffer no es legal porque nunca se lo comunicó oficialmente al Poder Ejecutivo. Además, insiste en que no pondrá su rúbrica hasta que no estén todos los representantes nominados.

Desde el kirchnerismo responden con desdén, y hasta amenazan con no convocar más a la comisión, lo cual perjudicaría a la oposición.

"Nosotros nos reunimos y designamos nuestro representante, si ellos se fueron que se jodan. Yo no pienso citar más a la comisión hasta el año que viene", se le escuchó decir a Rossi en una reunión privada. Mientras tanto, la ley de medios suma fallos en contra en la Justicia.

Comentá la nota