La biblioteca necesita de la comunidad

Se lanzará una campaña para ampliar la cantidad de socios y se confeccionarán bonos contribución especiales • También se busca formar una cooperativa de trabajo para desarrollar tareas en la institución.
Desde hace más de 120 años la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento presta servicios a la comunidad. Posee no solo libros de larga data sino también cuadros, esculturas, hemeroteca, entre otros. A través de las donaciones recibidas las distintas colecciones se van acrecentando y se puede prestar un servicio mucho más completo, de acuerdo a la necesidad de quienes a ella acudan.

Pero desde hace algún tiempo las instalaciones se encuentran deterioradas, se necesita personal y recursos para generar otras fuentes de trabajos y reparaciones.

La titular de la Comisión Directiva, Margot Loisa de Mendez convocó a una conferencia de prensa a fin de dar a conocer la situación actual de la biblioteca y anunciar el lanzamiento de proyectos que generen tanto el recurso humano como el monetario para que la institución pueda seguir brindando sus servicios.

"Tenemos la necesidad de contar con espacios para poder completar todas las actividades que hoy hacemos. Lamentablemente hay lugares que por diferentes motivos fueron utilizados como depósito manteniéndose cerrados por mucho tiempo lo cual significó que ahora tengan mucha humedad, y tal vez por el peso de lo que se guardó los pisos se fueron rompiendo", explicó y agregó que también hay techos con los que se corre el riesgo de tener algún accidente.

A raíz de esto desde la comisión directiva se plantearon que la Biblioteca no es un depósito de libros, es una institución organizada, adecuada con material tecnológico moderno para que la búsqueda de la información que requiere el usuario sea inmediata y que la pueda obtener por si mismo".

"Pensamos que se puede hacer más, pero para ello necesitamos la colaboración de toda la comunidad porque somos una institución de bien público creada para coadyuvar a la actividad educativa y lo único que recibimos como ayuda oficial es una subvención que nos permite pagar el sueldo de un bibliotecario y por la magnitud del material que esta biblioteca tiene nosotros necesitaríamos por lo menos dos", resaltó.

Colaboración

Para colaborar con la Biblioteca, los usuarios y vecinos de la ciudad pueden asociarse por cinco pesos mensuales.

"La idea es comenzar a adecuar las instalaciones que hoy no están de manera adecuada y para ello se necesita dinero, dinero con el que hoy no contamos", indicó Loisa y enumeró que se necesitan trabajos de pintura, cambiar cortinas, entre otros.

"No solo necesitamos ayuda monetaria sino también esfuerzos para que nos ayuden a trabajar. Por eso tenemos la idea de poder concretar una campaña para ampliar la cantidad de socios y así aumentar el ingreso por cuota social y poner en circulación una especie de bono contribución".

Finalmente, se dio a conocer la idea de la creación de una Cooperadora de trabajo que se encargue de realizar las tareas que sean necesarias.

Saldado

Cuando se realizó el cambio de la cabeza de la institución, se debió pensar la forma de devolver al anterior titular, don Pedro Pasquinelli, el dinero que en su afán de ver crecer a la institución colocó desde su propio peculio. "Afortunadamente esta deuda se pudo ir saldando".

Comentá la nota