Betancourt le agradeció a Cristina las gestiones para su liberación

"Yo escuchaba tus palabras cuando estaba en la selva", le dijo a la Presidenta.
El abrazo estrecho y sentido que juntó a la presidenta Cristina Fernández y a Ingrid Betancourt fue una de las imágenes más fuertes de la cálida reunión de más de una hora realizada ayer en la Casa Rosada.

Pero enseguida vinieron las palabras que más conmovieron a la Presidenta: "Yo escuchaba tus palabras (por radio) cuando estaba en la selva, presa en la hamaca..", le dijo la ex rehén de las FARC y ex candidata presidencial de Colombia.

Mudos testigos de la escena fueron el embajador de Francia en la Argentina, Frederick Dulaurences, el canciller Jorge Taiana, el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini y el embajador argentino en los Estados Unidos, Héctor Timerman.

Visiblemente emocionada, Cristina le dijo que le producía una enorme satisfacción tenerla en la Argentina y comprobar lo "bien que estaba".

Betancourt que apretaba con fuerza las dos manos de Cristina respondió: "Te debo mucho a tí y al presidente Kirchner. Por eso quise estar aquí para expresar mi gratitud en forma personal".

De este modo, la ex rehén de las FARC se refirió a las gestiones para lograr su liberación que hizo el ex presidente Kirchner junto a varios mandatarios de América y el francés Nicolás Sarkozy. Por caso Kirchner participó de un operativo frustrado de rescate de Betancourt, en la selva colombiana, en la Navidad del año pasado.

Por la noche, Betancourt repitió en la conferencia de prensa que ofreció en la embajada de Francia lo mismo que le había dicho antes a Cristina en su despacho de la Casa Rosada, al agradecerle su participación en la marcha del 6 de abril último por las calles de París reclamando su liberación.

A propósito de esa marcha, Betancourt le trajo de regalo a Cristina varias fotos, donde se ve a la Presidenta en primera fila, de gorra y muy abrigada acompañando al hijo de Ingrid y a una hermana de ella.

La Presidenta le pidió a Betnacourt que le autografiara cada uno de las fotografías, mientras los camarógrafos y fotógrafos terminaban de hacer su trabajo y se retiraban del despacho presidencial.

Un dato que revela la importancia que la Presidenta le otorgó a este encuentro son los comentarios que les hizo ayer a los directivos de DHL (la empresa de correos alemana que anunció 40 millones de dólares de inversión en el país) y a los dirigentes del Comité Judío Americano) sobre la inminente visita de Betancourt.

La actividad presidencial de ayer fue vertiginosa y encontró a Cristina atendiendo importantes asuntos de su administración, como ordenarle al Jefe de Gabinete, Sergio Massa, que le pidiera la renuncia a la secretaria de Ambiente y Recursos Naturales, Romina Picolotti.

También se encargó de presentar un programa para repatriar científicos, recibir a los empresarios alemanes y a los dirigentes judíos. Y seguir de cerca los coletazos de la crisis mundial en el país.

Pero la frutilla del postre fue una foto que ya recorrió el mundo y que muestra a Cristina muy cerca de Betancourt y nada menos que Madonna, a quienes se aprecia dándose un fuerte apretón de manos, mientras Cristina las observa sonriente. La estrella del pop, que hoy inicia en River una serie de cuatro recitales y la ex rehén que pasó varios años presa en la selva.

Muchas de las cosas que se dijeron durante el encuentro fueron reveladas después por Betancourt en la conferencia de prensa. "Le debo mucho al pueblo de Argentina, le debo mucho a Kirchner y a Cristina. Es por eso que desde mi liberación sentí la necesidad de venir acá para agradecerles peronalmente", dijo allí.

Anoche, Betencourt y su madre Yolanda Puceiro cenaban con el canciller Taiana.

Comentá la nota