Bertoldi no tuvo respaldo y fracasó el polémico loteo

El proyecto "Villa Ángela" no se aprobó, tras la ruptura del edil Mario Acuña con el bloque oficial. El MPN votó dividido.

Algunos terrenos, ubicados cerca del puente Centenario-Cinco Saltos, se vendían al público a pesar de que el proyecto no había sido aprobado.

Centenario > Al oficialismo no le alcanzaron ayer los votos para aprobar el loteo "Villa Ángela", tras un fuerte debate dentro del recinto donde productores y vecinos presenciaron una sesión que marcará un antes y un después en esta gestión.

El polémico expediente -que viene desde hace más de un año y medio dando vueltas- finalmente no se aprobó, ya que el concejal oficialista Mario Acuña dio la sorpresa al no apoyar el proyecto de desarrollo urbano en un área cercana a la ribera.

Ahora comienza toda una polémica en torno a ese loteo, ya que sin ser aprobado, varias empresas inmobiliarias y otros operadores particulares promocionaban la venta de los terrenos a precios que oscilaba desde los 55.000 pesos a los 30.000 dólares.

El fracaso de este proyecto era anunciado por varias irregularidades, más allá de la tradicional expresión en contra que siempre montó Productores Agremiados de Centenario y Vista Alegre (PACVA), una entidad que en la vida política de la ciudad sólo se mueve al efecto de "frenar loteos".

El recinto se colmó de referentes del sector productivo, vecinos y algunos militantes del "progresismo político" que a coro iban abucheando a los ediles que apoyaron el proyecto inmobiliario, pero las posturas de todos estaban definidas y las argumentaciones se hicieron "de frente" en un ámbito democrático de expresión y "sin gritos".

La iniciativa para subdividir 8,6 hectáreas en un predio cercano al puente Centenario-Cinco Saltos fracasó en la mesa por 5 a 3, ya que el proyecto necesitaba de un voto más (mayoría absoluta) para aprobarse en forma definitiva.

"Más allá del resultado quiero celebrar este hecho de la democracia, adelanto mi voto positivo más allá de que ya conocemos cuál va a ser el resultado de la votación", expresó el presidente del Concejo Deliberante, Oscar Nahuel.

La sorpresa la dio el concejal por el Frente Democrático por Centenario (Fre.De.Ce.), Mario Acuña, quien sostuvo que la promesa de que con la aprobación del loteo los vecinos del barrio Villa Obrera iba a tener cloacas era totalmente falsa. El edil pertenece al riñón de Bertoldi por un partido vecinal, y fue llevado por el ex intendente de Neuquén capital, Horacio "Pechi" Quiroga, dentro del marco de la Concertación.

"Está claro que la gente depositó su confianza en un privado y le retiraron la confianza al Estado. Creo que si el predio está abandonado hace años, la Municipalidad tendría que haberlo comprado hace mucho tiempo", deslizó el edil ante aplausos.

El edil emepenista Vicente Consoli se explayó en duras críticas al loteo no sólo desde lo político (dijo que la principio de la gestión, el intendente Javier Bertoldi aseguró que durante el período anterior se pagaban coimas por 70 mil dólares para aprobar un loteo) sino desde puntos técnicos del expediente.

A pesar de que el edil del MPN, David Silva, acompañó al oficialismo bertoldista, aseguró que lo hizo "por la gente de Villa Obrera", aunque tras su votación recibió algún que otro silbido de los productores.

Al texto se le hicieron algunas observaciones que para el oficialismo no importaron. Al principio, los empresarios presentaron un proyecto de hacer un "barrio cerrado", pero después cambiaron la iniciativa por un loteo convencional.

Tampoco, según Consoli y su compañera María Menquinez, en ninguna parte del expediente los privados aseguraron que construirán cloacas a los vecinos del barrio Villa Obrera, una promesa del oficialismo. "No hay que mentirle a la gente", expresó el edil en tono molesto.

Aseguran que la expropiación es inconstitucional

La empresa considera que es "una violación flagrante de todas las garantías" la ley sobre los terrenos de Senillosa.

Neuquén > La empresa Carpostas -propietaria de las 300 hectáreas de Senillosa que se expropiaron mediante la Ley Nº 2.657- informó a través de su representante legal, Luis Arellano, que ni bien el Ejecutivo promulgue la normativa le solicitará la medida de inconstitucionalidad.

"Esto es escandaloso porque las tierras que se la van a sacar por la fuerza a un señor y se las entregarán a un grupo de delincuentes, que cometieron el delito de usurpación y que ni siquiera son productores", señaló ayer el abogado a este medio.

Arellano manifestó que la ley que la Legislatura aprobó el jueves pasado es inconstitucional por dos razones: "la formal es que está basada en un proyecto que carece de firma, por lo cual se considera inexistente; la informal es que la Constitución establece la figura de la expropiación cuando es por un interés público para toda la población, no para el interés de 80 usurpadores".

El letrado presentó el 11 de agosto un pedido de nulidad al proceso, argumentando que en el expediente no hay "ni un solo estudio técnico, no existe una nómina de los supuestos productores, no hay constancia del expediente civil, no lo hay tampoco de las causas penales, no existe una constatación de lo que verdaderamente ocurre en el terreno, se desconoce cuál era la situación de la tierra al momento del ingreso de los usurpadores, no hay nada".

Arellano explicó que el proyecto que fue girado por tres comisiones hasta que llegó a la Cámara –donde fue aprobado por mayoría- no tiene la firma de ningún diputado, sólo el membrete del bloque de Alternativa Neuquina.

"El artículo 47 de la ley 1.284 de procedimiento administrativo impone como requisito de forma de todo acto administrativo la firma del agente interviniente. La falta de firma está considerada vicio muy grave (art. 66 L. 1284) y la sanción que trae aparejada es la de inexistencia del acto (art. 70 L. 1284)", señaló el abogado .

Opinión

Por Adriano Calalesina

Ni vencedores ni vencidos

"¡Ganamos!, gritó ayer una activa defensora de las tierras productivas de la localidad, tras la votación de los concejales. La expresión es tan infantil como falsa. Nadie ganó nada, pues la tierra productiva que los chacareros dicen defender, permanece sin cultivar hace unos 35 años, y es probable que siga así por muchos años más. O tal vez, corra riesgo de ser usurpada, como ocurrió hace unos cinco años con vecinos del barrio Villa Obrera que tomaron un predio privado, que precisamente está ubicado al lado de este loteo.

Producir en este contexto de crisis implica una inversión inicial muy grande, que hoy pocos están dispuestos a enfrentar. Esta limitación cíclica de la economía, no justifica que la ciudad se expanda sin ningún tipo de control. Se habla de planificación, pero no hay voluntad de cambiar una ordenanza obsoleta –la 328/90- que es parámetro de cómo construir una ciudad pero hace 19 años.

Los productores no ganaron, y Bertoldi tampoco perdió a pesar de que el mismo "se quemó" al ponerse al frente en una audiencia pública, apoyando este loteo. En el cuerpo deliberativo hay una docena de proyectos para subdividir áreas agrícolas y otras no tanto, que tarde o temprano se tratarán, más allá de que el jefe comunal los defienda. Es la fuerza del progreso, que parece imparable. En el caso particular de "Villa Ángela", las cosas venían mal, a tal punto que los operadores inmobiliarios se apresuraron a vender algo que estaba condenado a morir, por lo que no se sabe de qué manera devolverían el dinero a los compradores, si hubo compra.

Comentá la nota