Bertoldi, de licencia en agitado clima político

Volverá en febrero con cambios. La candidatura de su padrino, Oscar Parrilli, lo presiona para el 2011.

Una de las modificaciones es la creación de una Secretaría de Coordinación para delegar algunas tareas.

Centenario > El intendente Javier Bertoldi salió ayer de licencia en medio de un agitado clima político a nivel local y provincial, que conjuga la inminente interna dentro del PJ neuquino, con las aspiraciones a cargos electivos para 2011.

Bertoldi tenía agendado tomarse sus vacaciones en la segunda quincena de enero, más allá de que hoy pesa la definición de una interna dentro del peronismo, donde el secretario General de la Presidencia, Oscar Parilli, lo lleva como candidato.

En esa línea, el funcionario nacional reveló días atrás sus aspiraciones a ser candidato a gobernador el año que viene, definición que cambió la agenda política local y la Bertoldi, quien es su "ahijado político" dentro del justicialismo.

El jefe comunal volverá en febrero con una serie de cambios, tanto en lo político como en lo institucional, según se conoció de manera extraoficial. Uno de ellos es la creación de una Secretaría de Coordinación para delegar algunas tareas.

Además, podría dar de baja contratos y redefiniría el rol de algunos funcionarios, de acuerdo a una "cuestión política", tal cual sucedió meses atrás con los seguidores del ex edil bertoldista, Mario Acuña, tras oponerse al loteo Villa Angela.

La ruptura de parte del oficialismo dentro del Deliberante resonaría a mediados de febrero, cuando -en la sesión preparatoria- los ediles ratifiquen o no al peronista Oscar Nahuel como presidente del Cuerpo.

Ayer, el concejal asumió la intendencia en lugar de Bertoldi, quien se ausentará hasta el 1 de febrero. El concejal cortó sus vacaciones para asumir, ya que de no hacerlo, habría estado a cargo el radical Daniel Egea, parte del gobierno bertoldista.

Por estos días, el clima político "es agitado", según señalaron ayer fuentes partidarias, a pesar de que varios funcionarios de primera línea del municipio se encuentran de vacaciones a la espera de nuevas definiciones institucionales para el 2010.

"Desde que Parrilli dijo que quiere ser gobernador cambió todo. No sabemos qué va a hacer Javier (por Bertoldi) porque le pueden proponer cualquier cosa y hay que estar preparados para mirar bien el escenario político", confió una fuente.

Se sabe que el jefe comunal volverá en febrero para dedicarse de lleno a la campaña interna del PJ, en la cual competirá con Sergio Rodríguez, que aglutina a un sector del peronismo ortodoxo no conforme con la presidenta Cristina Fernández.

Pero con la revelación de Parrilli como aspirante a la gobernación, Bertoldi deberá definir su rumbo político, más allá de que emulando a su par -el intendente capitalino Martín Farizano- no le gusta hablar de lo que sucederá en 2011. Por ahora, desde su entorno no hablan de una posible reelección, hasta que no haya una definición dentro del PJ.

Comentá la nota