Bertoldi afirmó que no se irá por las presiones

El intendente de Centenario expresó que los sindicalistas le pidieron su renuncia.

El jefe comunal no descartó que se abra una mesa de negociación salarial aunque calificó a la situación de "muy difícil".

Centenario > El intendente Javier Bertoldi afirmó ayer que no renunciará a su cargo, tras las presiones que dijo haber recibido por parte de un grupo de sindicalistas y empleados en el marco del conflicto que lleva más de dos meses sin resolver.

"Hace ya un tiempo nos están buscando la vuelta para sacarnos del Gobierno porque esto va más allá de un reclamo salarial, pero no vamos a renunciar, y vamos a seguir con las puertas abiertas del municipio", expresó el jefe comunal.

El conflicto llegó el miércoles a un pico de tensión, donde se quemaron gomas frente a la Municipalidad, y el fuego hizo algunos destrozos como vidrios rotos, y tuvo que intervenir la Policía en forma pacífica para calmar a los exaltados.

Si bien hubo una intervención de tres concejales (uno del oficialismo y dos de la oposición) que propusieron sobre la mesa una solución salarial, la misma no habría conformado a los sindicalistas y el conflicto no tenía un horizonte claro.

Se pretendía pasar las sumas "en negro" de 300 pesos al básico, pero la discusión no llegó a buen puerto. Pero con el corralón tomado, Bertoldi dijo que no dialogará y a esta altura del conflicto no habría marcha atrás con la medida.

El jefe comunal no descartó que se abra una mesa de negociación salarial aunque calificó a la situación de "muy difícil". "No quieren nada, no aceptan nada y ya no sabemos qué más hacer en este conflicto", remarcó.

A pesar de ello, Bertoldi no participa directamente de los diálogos extraoficiales y esa actitud molestó al gremio municipal, que mantiene un gran encono con el secretario de Obras y Servicios Públicos, Fernando Pieroni.

Supuestas burlas

Supuestamente, el funcionario "se burló" de los empleados que están acampando frente al municipio, y éstos le respondieron con una violenta reacción, arrojándole piedras y golpeando a puños el auto oficial del intendente Bertoldi.

Estaba previsto un encuentro entre el jefe comunal y el secretario de Seguridad de la provincia, Guillermo Pellini, por el tema de la "falta de seguridad" que remarcó el intendente en el marco del conflicto municipal.

"Están pasando muchos delitos en Centenario y la Justicia no actúa como corresponde. Se hicieron todas las denuncias por amenazas y robos pero no pasa nada, la gente y los empleados están atemorizados", expresó.

Zanon apoya el reclamo genuino "más allá de la ideología"

Centenario > En virtud de una nota de opinión publicada ayer por este diario, el Sindicato Ceramista de Neuquén y los Obreros de Zanon aclararon ayer que se solidarizan con la lucha salarial que llevan adelante hace dos meses los trabajadores municipales de Centenario, "más allá de la ideología de cada gremio y cada trabajador".

En dicha nota se vinculó la participación activa de los obreros en parte de una interna del MPN que emerge como una cara del conflicto municipal.

"Estos conceptos son erróneos. Creemos que todo pedido de aumento salarial es justo por la situación que se vive, y es nuestra práctica habitual el solidarizarnos con las luchas salariales. Es grave decir que estamos ahí por una conveniencia política, es una cuestión de principios de nuestro gremio", aclararon ayer desde el sindicato ceramista.

"El sindicato ceramista reconoce que la clase obrera no tiene fronteras. Somos hermanos de los trabajadores y los pueblos pobres y oprimidos de América Latina y el mundo", explicaron los principios desde el gremio.

Comentá la nota