Bernasconi ya no es director del hospital

Marcelo Bernasconi ya no es el director del Hospital Marzetti. El médico renunció la semana pasada jaqueado por los conflictos gremiales pero sobre todo por los problemas económicos que atraviesa el nosocomio.
Los reemplazaría en forma interina Salvador Egitto.

La información adelantó la noticia en su edición del viernes 4, aunque recién este lunes fue confirmado por fuentes oficiales del municipio. Al parecer, entre el jueves y el viernes pasado hubo intentos para que Bernasconi no se vaya. De hecho, el viernes se habría reunido en dos ocasiones con la jefa de Gabinete Marisa Fassi. En el segundo de los encuentros el profesional ratificó su negativa.

Desconcertado por una novedad que no preveía, el Ejecutivo designó a Salvador Egitto en forma interina para hacerse cargo del puesto que menos de dos años de gestión ya pasó por tres manos: Pascuas (dos veces en forma interina), Luis María Fuentes y el propio Bernasconi.

Algunos apuestan que la permanencia de Egitto se extendería más allá de diciembre, y hay quienes especulan con que la dirección del Marzetti será una "salida elegante" para su posible desplazamiento del área de Gobierno.

Conflictos

Desde su asunción, la gestión de Bernasconi estuvo rodeada de polémica. Primero, porque algunos pusieron en duda si no existía una incompatibilidad en la función, en su carácter de presidente del Círculo Médico y además titular de una empresa emergencias médicas. Luego por la polémica renuncia del contador del Ente, Jorge Cardozo, quien se fue sembrando dudas sobre supuestas irregularidades en el manejo económico del hospital.

Y finalmente, por sus diferencias con los gremios. Los profesionales reclaman desde hace tiempo se les reconozca la equiparación salarial con los médicos provinciales, y los no profesionales se quejaron del carácter "difícil" de Bernasconi.

Pero lo que terminó por hacer eclosión fueron los problemas económicos. Desde su asunción, Bernasconi trató de darle a la gestión una agilidad y un dinamismo que no se correspondió con los recursos puestos a su disposición por el gobierno. Si bien logró mejorar el funcionamiento de las guardias, no pudo hacer lo mismo con los consultorios externos, empantanado por los reclamos salariales de los médicos.

En una reciente reunión con los no profesionales, el médico habría dicho que desde el Municipio no le llegaban los fondos en tiempo y forma, lo que le valió una reprimenda del Ejecutivo. Incluso el intendente tuvo en su momento que desmentir versiones sobre su inminente salida, ahora confirmada.

Comentá la nota