Bernanke predijo que la recesión termina este año y alentó a los mercados

Bernanke predijo que la recesión termina este año y alentó a los mercados
Descartó una depresión. Y dijo que los grandes bancos son solventes.
Hacía 20 años que el presidente de la Reserva Federal no otorgaba una entrevista a un canal de televisión. Pero la enorme repercusión que tuvo la que le dio Ben Bernanke al programa "60 minutes" de la cadena CBS, el domingo, no se debió tanto a eso sino a lo que dijo.

Entrevistado por Scott Pelley, sentado al aire libre frente a la entrada de una taverna, con saco pero sin corbata, Bernanke explicó que la recesión terminará pronto "muy probablemente este año". Más aún, el patrón de la Reserva Federal de Estados Unidos dijo que gracias a los esfuerzos que está haciendo el gobierno de Barack Obama lo más probable es que Estados Unidos no caiga en una depresión parecida a la que vivió este país en la década del 30 y cuyo efecto duró casi treinta años.

Bernanke dijo que los bancos más grandes de Estados Unidos están solventes y no caerán en la quiebra como sucedió en aquella época cuando de un día para el otro se desplomaron más de 600 bancos.

El mensaje esperanzador de Bernanke frenó el domingo por la noche el devastador efecto que sin duda hubiera tenido sobre los mercados el escándalo del gigante de los seguros AIG (ver Obama.). Ayer, en cambio, los mercados se comportaron al alza durante prácticamente toda la jornada solo para caer en los últimos minutos por malas noticias en American Express (el Dow Jones término cerrando con una pérdida de 7 puntos). Incluso las acciones de AIG y del Citibank aumentaron su valor.

Pero no todo en sus declaraciones fue, sin embargo, color rosa. En un guiño a quienes piensan que la banca debería ser nacionalizada, Bernanke dijo que le preocupaba que pudiera haber una falta de voluntad política para la adopción de nuevas medidas a fin de estabilizar el sistema bancario.

"La historia nos enseña que uno no puede lograr una recuperación económica sostenida mientras el sistema financiero este en crisis", explicó Bernanke, un ex profesor de economía cuya especialidad siempre ha sido lo que sucedió durante la "Gran Depresión".

La recesión que comenzó hace ya 15 meses y que se agravó con la caída de Lehman Brothers está por convertirse en la más larga desde la Segunda Guerra Mundial.

Opinó que había sido un error dejar quebrar a Lehman: "Uno no puede permitir que un banco internacionalmente activo quiebre en el medio de una crisis económica". Explicó que el rescate financiero se está haciendo más con dinero que se imprime que con plata de los contribuyentes. Según él, el gobierno puede hacer eso porque la inflación está baja y la economía esta muy débil. Pero en cuanto comience a recuperarse habrá que aumentar las tasas y reducir la oferta de dinero "para asegurarnos que tengamos un reactivación que no genere inflación".

Comentá la nota