Bermúdez: "sin transparencia, siempre hay corrupción"

El concejal Marcelo Bermúdez destaca que la diferencia con la década del ’90 es que ahora el sistema es el corrupto, más allá de la catadura moral de los funcionarios. Afirma que la corrupción existe en Neuquén cada vez que no hay transparencia administrativa. Y que esto se ve, por ejemplo, en la urbanización de la meseta.
Entre las cuestiones que se discuten desde siempre en Neuquén, al igual que en el país, la corrupción está siempre presente. Vinculada necesariamente al sistema político, aun en democracia, es un factor que por épocas se considera en primer plano, y en otros momentos pasa sin aspavientos. Para el concejal de la capital neuquina (Recrear) Marcelo Bermúdez, es un tema de rigurosa actualidad. Y no duda en afirmar que en Neuquén "el sistema administrativo favorece la corrupción", y que en las últimas épocas se ha agravado.

En una charla con periodistas de este diario, Bermúdez se refirió al tema del precio del gas, defendió el derecho de la provincia a fijar precios de mercado, y sostuvo que lo único que explica el precio regulado es "la necesidad de enriquecimiento" de algunas personas en desmedro de las mayorías.

Lo que sigue es parte del diálogo mantenido en el programa Sin pelos, por FM Récord, este sábado.

Entre tantas cosas que se discuten últimamente, el precio del recurso petrolero ha pasado al primer plano del debate, nuevamente…¿usted qué opina?

Creo que hay muchos errores de concepto, y falta de transparencia administrativa, por no decir mucha corrupción.

Dígalo con todas las letras si quiere, yo no tengo problema…

Es que son millones de pesos, que se arreglan en negociaciones a puertas cerradas. Hay intereses que juegan inexorablemente: "si te fijo este precio, cuanto gano yo", por ejemplo. Los precios fijos, regulados, se explican en la necesidad de enriquecimiento de alguna gente. Si reconociéramos el valor de mercado, las facturas de gas serían muy abultadas, pero también recibiríamos ingresos provinciales mucho más importantes, y el gobierno podría subsidiar a la gente que no podría pagar. Las empresas tendrían el incentivo, generarían más puestos de trabajo, el comerciante vendería más…en fin: las cosas cambiarían, para bien.

¿Hay errores de concepto o directamente corrupción?

Hay una tontería mental manifiesta. En el año 2002 dijimos; vamos a salir de la crisis respaldando a los exportadores. Devaluamos, con lo que hubo una transferencia de los sectores más pobres para darles a los exportadores. Ahora tenemos que sacar plata otra vez a los más pobres, para poder pagar a los importadores de gas. Es decir, que el pueblo financia a exportadores o importadores…estamos locos…con estos subsidios cruzados siempre le sacamos a los que menos tienen.

Yo antes de participar en política creía que todo era corrupción. Pero después pude ver que también había mucha torpeza, mucha ignorancia…

Cuando uno lee que el matrimonio presidencial aumentó su patrimonio personal mientras ejerce el gobierno, cuando lee que (Ricardo) Jaime compró un SPA ¿Hay alguna otra explicación que la corrupción? Porque vemos que los ignorantes, o los torpes, son los que se enriquecen…

Sí, es cierto.

Pero igual hay una ideología retrógrada en Argentina. Yo le digo que entre la "década infame" de los ’90, y ahora, hay una gran diferencia: en los 90, se generó políticos corruptos; pero el de ahora es un sistema corrupto. Si uno pone a la Madre Teresa en la función pública de Argentina, terminaría sospechada. Cuando salgamos de esta época de los Kirchner, Menem va a ser considerado un carterista de la Línea 60 de Colectivos, en comparación…

Tenemos en Argentina la flora, la fauna y la corrupción…es casi un recurso natural…¿En Neuquén existe la misma corrupción?

Seguimos con el mismo sistema que posibilita la corrupción. La urbanización de la meseta es un ejemplo. Quienes necesitan un lote son personas físicas, y nosotros los entregamos a organizaciones sociales con número de CUIT, a corporaciones que deciden quiénes son los beneficiarios. Para colmo de males, ponemos también a administrar otra institución, una cooperativa, en este caso la de Mercantiles. Yo lo voté porque hace tres años que vienen impulsando esto…tratamos de hacerlo más prolijo…pero la realidad es que hubiera sido más claro, más transparente, hacer un registro único de beneficiarios, determinar caso por caso a quién le damos un lote, y que fuera el Municipio el que llamara a licitación, en lugar de que administre un ente privado.

Por eso digo que la corrupción puede ser por personas corruptas, o por sistemas corruptos. Nosotros tenemos un sistema que es corrupto.

No tenemos internalizado el concepto de transparencia administrativa, no lo tenemos como valor.

Comentá la nota