Bermúdez reemplazará a Pozzolo en Economía

El recambio ya está decidido y se formalizará en las próximas horas. Queda sin resolver el reemplazante de Bermúdez en Transporte. La medida intenta generar expectativas favorables sobre el área más jaqueada de la administración.
Después del resonante ingreso del ex juecista Marcelo Cáceres a Relaciones Institucionales, el intendente Daniel Giacomino completará en las próximas horas la reestructuración de su gabinete, con la promoción de Gabriel Bermúdez, hoy en Transporte, a la Secretaría de Economía, que durante sus dos primeros años de gestión ha ocupado Miguel Pozzolo.

Más allá de las múltiples lecturas que pueden hacerse sobre este cambio, el relevo de un hombre muy cercano a los afectos de Giacomino intenta ayudar a generar expectativas favorables sobre el área más jaqueada de la administración, la de las finanzas municipales.

Bermúdez se incorporó al gabinete municipal un año después de la llegada de Giacomino al Palacio 6 de Julio. Asumió como subsecretario de Transporte y quedó en las puertas de llegar a secretario luego de la más reciente reforma del esquema del Departamento Ejecutivo que elevó de rango esta oficina.

Tras la sanción de la nueva Orgánica de las Secretarías, asumieron Cáceres en la flamante cartera de Relaciones Institucionales, y Daniel Rey regresó a la relanzada Secretaría de Desarrollo Urbano. Sin embargo, no hizo otro tanto Bermúdez, por lo que la oficina quedó a cargo, provisoriamente, del titular de Medio ambiente, Fernando Cámara. (Este hecho, fortuito y circunstancial, ha generado algunas versiones equivocadas sobre que reemplazaría definitivamente a Bermúdez).

La razón es simple: ya había comenzado a amasarse la decisión de llevar al aún subsecretario de Transporte al frente de las finanzas municipales, sin que esto conlleve, necesariamente, el recambio de los dos subsecretarios del área, Fidias Sánz (Recursos Tributarios) y Mónica Fortuna (Economía). Incluso, en los más empinados despachos del gobierno municipal se valora mucho la capacidad profesional del responsable de la política tributaria, que entre otros lauros exhibe haber sido ministro de Economía de Ramón Mestre en Corrientes, cuando el desaparecido dirigente radical fue interventor federal de la provincia mesopotámica.

La vacante en Transporte es un tema a resolver y difícil, porque Bermúdez ha acumulado experiencia y relaciones sobre el complejo servicio que, salvo algunos hechos episódicos, ha mantenido durante su año de gestión una llamativa calma, indicativa seguramente de su muñeca para pilotear situaciones complejas.

En cuanto a Pozzolo, el ex contador del Laboratorio de Hemoderivados de la UNC, que Giacomino repatrió para su gestión de intendente, quedará como asesor directo del jefe comunal, según trascendió ayer de medios municipales.

En el entorno se Pozzolo se confía en que su informe final tras el cierre del ejercicio, muestre una sensible caída del déficit, que en 2008 llegó a $ 150 millones.

Adicionalmente, se señala que 2008 y 2009 fueron años difíciles para el fisco. Lo más notorio es el impacto que tuvo en estos dos períodos la desafortunada "política de recursos humanos" del ex intendente Luis Juez, que llevó la nómina de empleados municipales a la friolera de 10 mil agentes.

También es obvio el impacto que han tenido en los ingresos el conflicto con el campo, que prácticamente se abrió con la gestión -el paro agropecuario se lanzó el 21 de marzo de 2008 tras la firma de la famosa Resolución 125- y luego la crisis financiera internacional, con la caída de la actividad económica y, con ello, de los recursos fiscales, que apenas pudo disimularse con la revaluación inmobiliaria que encaró el municipio.

Comentá la nota