Bermúdez: “hay políticos confundidos”

El concejal de Recrear reiteró críticas a la dirigencia política neuquina por la postura que toman algunos funcionarios con respecto a la toma de terrenos. Dijo que hay quienes tratan a los policías como delincuentes y a los delincuentes como héroes de la Patria.
El concejal de Recrear, Marcelo Bermúdez, dijo este miércoles que la dirigencia política neuquina tiene que terminar con la hipocresía de las tomas y hacer cumplir la ley para evitar episodios de violencia como los que se generaron en la usurpación del barrio Confluencia Rural.

Luego de reunirse con los vecinos que fueron al Concejo Deliberante para plantear su preocupación por la tensa situación que se vive en el barrio, el edil aclaró que no es la primera vez que recibe a la gente, sino que está con ellos desde el primer momento que se produjo la toma.

En declaraciones a Radio y Televisión del Neuquén, Bermúdez aseguró que en Neuquén “hay gente que está muy confundida”. “Creen que la palabra ‘represión’ está directamente ligada a la dictadura militar y sin embargo figura en nuestra Constitución Nacional; el delito se reprime no tiene otro tratamiento más allá de las acciones de prevención, pero cuando llega el momento en que ve a un delincuente cometiendo un delito no tiene otro tratamiento que aplicar la ley y detenerlo”, explicó. Agregó que si esa represión está ordenada por un jefe policial, que está avalada por un ministro y por un gobernador que votó la gente “de ninguna manera esa represión es ilegal”.

Asegura que la confusión la tienen tanto el gobierno provincial, como el municipal y muchos partidos políticos, al punto que hay funcionarios públicos que “arengan el delito”, en referencia a Jesús Escobar y Mariano Mansilla, ambos funcionarios municipales que salieron en defensa de la gente que usurpa los terrenos.

Aseguró que en la toma Confluencia no hay familias y que aparecen violentos cada vez que interviene la Policía. “En la toma no hay nadie; nosotros hemos fotografiado el lugar”, recordó.

El concejal aseguró que detrás de la usurpación se esconde un gran negocio inmobiliario ya que el predio que están usurpando cuesta aproximadamente 600.000 dólares. “La motivación no es la necesidad de vivienda sino apropiarse de ese dinero”, aseguró.

“Hay políticos confundidos que llaman a los policías delincuentes y cuando la Policía actúa en el marco de la ley los quieren sumariar y los delincuentes parecen héroes de la Patria”, disparó. Agregó que hay funcionarios públicos que se desesperan por hablar con gente que tira bombas molotov y no se desesperan por hablar con vecinos que están contribuyendo con su trabajo diario al progreso de la ciudad”.

Bermúdez sostuvo que el periodismo tiene un rol fundamental para colaborar en la solución de este conflicto, ya que dijo que es necesario que se sepa “quién es quién” detrás de una usurpación.

“Hay periodistas que llaman “vecinos” a los usurpadores y dicen que se van a buscar 86 soluciones habitacionales para las familias de la toma Confluencia y en la toma no hay nadie”, sostuvo.

Comentá la nota