Bermejo dejó las riendas de Maipú luego de 12 años

Bermejo dejó las riendas de Maipú luego de 12 años
El ex intendente asume mañana como senador. Emocionada despedida en el Concejo.
Durante una sesión especial, y luego de 12 años al frente del ejecutivo maipucino, Adolfo Bermejo se despidió de su pueblo ya que desde mañana ocupará su banca en el Senado nacional. Ante la totalidad de los miembros del Concejo, Bermejo presentó su renuncia a la intendencia de Maipú.

En el inicio de la sesión, luego del voto unánime de los concejales, la presidenta del cuerpo colegiado Olga Bianchinelli, señaló emocionada: "Hemos aceptado con mucho orgullo pero con mucho dolor la renuncia de nuestro intendente".

Hasta abril, "Olguita", como le llaman a Bianchinelli, estará a cargo de la intendencia, pero en mayo el hermano del jefe comunal, Alejandro Bermejo, asumirá como concejal y tomará las riendas departamentales.

Ayer los maipucinos fueron testigos de un hecho que si bien lo conocían desde el pasado 28 de junio, cuando Bermejo fue electo senador nacional, no creían que llegaría demasiado pronto. Por ello, se acercaron vecinos y representantes de organizaciones de la sociedad civil para hacerle llegar su agradecimiento.

Luego de cada una de las palabras de los vecinos, Bermejo se mostró emocionado hasta las lágrimas, porque según dijo, "el esfuerzo compartido entre el Ejecutivo municipal, los concejales y la comunidad, ha dado necesarias muestras de los resultados positivos que pueden obtenerse aún en las más agudas crisis, con la calidad y excelencia como políticas de Estado, posicionando nuestro municipio en un lugar diferenciado dentro del entorno provincial y nacional".

Luego fue el turno de los concejales, quienes desde todas las bancadas le ofrecieron palabras elogiosas a un Bermejo cada vez más emocionado.

El flamante senador nacional agregó: "Ofrezco mis disculpas por los errores que seguramente cometí y soy consciente que aún resta mucho por hacer. Por eso tengo la firme convicción y la absoluta confianza que la consolidación de este verdadero equipo de trabajo podrá continuar por el camino iniciado hace unos años, mejorando lo que hicimos hasta el presente y transformando la vida de los maipucinos hacia el futuro".

Una vez concluidas sus palabras, Adolfo Bermejo se estrechó en un fuerte abrazo con su hermano Alejandro para posteriormente recibir el afectuoso saludo de los demás maipucinos.

Comentá la nota