Berlusconi sale a defender su relación con una adolescente

"No tiene aspectos negativos", dijo sobre su vínculo con Noemí, de 18 años.
Lo acusan de ser un gran corruptor moral. Dos escándalos en serie lo han puesto a la defensiva como nunca antes. Ayer se defendió de las denuncias de mantener una relación con una jovencita que acaba de cumplir 18 años y de mentir. "Mi relación con Noemi Letizia no tiene aspectos negativos", aseguró a la cadena de televisión norteamericana CNN difundida ayer. "Reaccionaré, explicaré la situación y tendré otra vez a todos los italianos de mi lado: la acusación será un boomerang para quien la lanzó". Pero il Cavaliere se muestra preocupado, preocupadísimo según estima la oposición política.

¿Cambiarán los vientos electorales? El 7 de junio hay elecciones europeas y los sondeos de la semana pasada dan ganador por vapuleo a Berlusconi y su partido de las Libertades. Con el aliado de la Liga Norte podría incluso superar el 50% de los votos. La justicia de Milán condenó hace poco al abogado inglés David Mills por haber recibido 600 mil dólares de coima por parte de Berlusconi, quien no fue condenado porque hizo aprobar una ley que le concede la inmunidad. También este caso podría influir negativamente, bombeando la fama de "corruptor moral" que denuncia la oposición.

El carisma inaudito del hombre que protagoniza una verdadera era, la de la Italia de los últimos 16 años en la que ha ganado tres elecciones que lo mandaron otras tantas veces al gobierno, parecía inatacable. En cambio, de golpe el apoyo convencido de la Iglesia Católico y el Vaticano parecen vacilar, hay sectores católicos que están escandalizados, se afirma que algunos de estos sectores preferirían votar en blanco o no ir a votar a las elecciones europeas.

El caso estalló a fines de abril cuando la poco difundida revista Fare Futuro, que se ocupa de temas femeninos, publicó un artículo de Sofía Ventura contra el "velinismo político". En Italia llaman "velinas" a las chicas lindas que tratan de ser estrellas de la televisión y que aparecen en todos los programas. Berlusconi estaba preparando un cardumen de "velinas" para hacerlas candidatas en las europeas. Sería el triunfo de su cultura machista. Fare Futuro responde al número dos de su partido y presidente de la Cámara de Diputados, Gianfranco Fini, ex neofascista admirado por las izquierdas y cada día más peleado por Berlusconi.

Tras la aparición del artículo, la mujer de Berlusconi, Verónica Lario, segunda esposa y madre de los tres últimos hijos de los cinco que tiene il Cavaliere, mandó una explosiva declaración a la agencia noticiosa ANSA en la que llama "emperador" a su marido, preanunció su divorcio y lanzó una bomba que ha estallado en estos días: el primer ministro conservador "frecuenta menores" y "no esta bien" de salud -léase, de la cabeza.

En la nota de Fare Futuro se señala que Berlusconi asistió a fines de abril en Nápoles al festejo de los 18 años de Noemí Letizia, una chica rubia, linda y de rostro angelical que esconde sus firmes ambiciones para desfondar en el mundo del espectáculo. Berlusconi contó enseguida que todo era "limpio", que era amigo desde hace muchos años de sus padres, que la conocía poco.

Con el pasar de los días, las cosas se complicaron. Aparecieron fotos de Noemí con su mamá en una fiesta del Milán, el equipo de fútbol propiedad de Berlusconi, en una de las mesas principales. También estuvo en una importante cena del dorado mundo de la moda en el Palazzo Madama de Roma ¿Cuánto conocía y frecuentaba a Berlusconi?

El diario La Repubblica de Roma, de gran difusión e influencia, publicó una lista de diez preguntas reclamando una respuesta de Berlusconi. Y el domingo explotó la segunda bomba. Gino Flaminio, un muchacho de 22 años, ex novio de Noemí Letizia, contó que su ex había visto varias veces a Berlusconi. Que a veces viajaba con la mamá y otras veces sola a Roma. Que el último Año Nuevo lo había pasado en Cerdeña en una lujosa villa de Berlusconi con otras 30 "velinas" más bien lolitas, festejando a il Cavaliere.

Además Gino explicó que Berlusconi no era amigo de los padres de Noemí, que Noemí había mandado un "book" de fotos a Emilio Fede, director de uno de los tres noticiarios y estrecho amigo del líder conservador, quien le había dejado las fotos al jefe.

Se las olvidó, afirmó. Según Gino, Berlusconi llamó a Noemí para elogiarla, preguntarle si estudiaba. Así comenzó todo. El padre de la chica anunció ayer una querella contra el ex novio de su hija. También Berlusconi dijo que eran todas mentiras.

El mundo católico está dividido y el Vaticano y la Iglesia italiana lucen preocupados.

Según el Premio Nobel Darío Fo "para la mitad de los italianos Berlusconi encarna el alma profunda de este país, que él ha hecho mucho más trivial, mezquino y kitsch. El problema no es Berlusconi, son los italianos".

Comentá la nota