Berlusconi: "Soy el mejor premier de la historia"

El Cavaliere volvió a defenderse y dijo que nunca pagó por sexo
VENECIA.- Mientras siguen saliendo a la luz detalles de las fiestas en sus mansiones, Silvio Berlusconi no sólo volvió a negar ayer haber estado con prostitutas, sino que se proclamó "el mejor primer ministro de Italia en 150 años de historia".

El nuevo autoelogio del Cavaliere tuvo lugar en la isla de La Maddalena, Cerdeña, durante una colorida conferencia de prensa en ocasión de una cumbre bilateral con su par español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Cuando un periodista del diario El País , que en mayo pasado publicó las famosas fotos de gente semidesnuda en los jardines de su mansión de Villa Certosa, le preguntó si pensaba dimitir por el escándalo, Berlusconi volvió a atacar a la prensa y se despachó como nunca antes sobre el tema que está minando su popularidad.

"No hay ningún círculo de prostitución; son mentiras. Fui víctima de un ataque de una persona que quiso crear un escándalo", denunció, aludiendo, sin mencionarla, a Patrizia D´Addario, la prostituta de lujo que reveló haber pasado dos noches en Palazzo Grazioli, su residencia romana, algo que consta en impactantes grabaciones de audio, difundidas en julio pasado.

"De todos modos, ya es sabido que nunca pagué ni un euro por prestaciones sexuales; nunca le pagué a una mujer porque no tiene gracia, prefiero la conquista", dijo. "¿Qué satisfacción puede haber pagando?", se desahogó ante los periodistas.

Previamente, Berlusconi había pedido perdón a las ministras de Zapatero por haber calificado en 2008 a su gobierno de "demasiado rosa", por la mayoría de mujeres que lo conforman. "Era una expresión de admiración. La prensa, como siempre, cambió todo", dijo el premier.

El Cavaliere también habló de Giampaolo Tarantini, el empresario indagado por la fiscalía de Bari por incitación a la prostitución y tenencia de droga, que confesó en los interrogatorios que organizó 18 fiestas en las casas del premier, en las que participaron 30 chicas, muchas de las cuales cobraron 1000 euros. "Vino a algunas cenas acompañado por bellas mujeres, a las que presentó como amigas o conocidas. Levante la mano, entre los colegas aquí presentes, quién no piensa que es más agradable sentarse a una mesa rodeado de presencias femeninas agradables y simpáticas", dijo.

Nuevas revelaciones

Ayer salieron a la luz más detalles: "Hoy llevo una rubia que no puede perderse por nada", le dijo Tarantini una vez a Berlusconi, según consta en una de las tantas conversaciones telefónicas interceptadas por la fiscalía de Bari. "Hoy tengo una [chica] buenísima", repitió el empresario, en los diálogos telefónicos que giran siempre sobre el mismo tema: fiestas y chicas. Tarantini nunca tutea al premier, más allá del trato más que amigable y confianzudo.

En las actas de la investigación en curso contra Tarantini, también indagado por corrupción por sus negocios en el sector de la salud de la región de Apulia, hay una conversación en la que el empresario trata de convencer al premier de dejar de lado una cita institucional para ir a un encuentro con algunas amigas.

El Cavaliere, entonces, titubea, dice que no puede no ir, y el empresario insiste: "Vale la pena".

Analizando las fechas de las 18 fiestas organizadas por Tarantini desde septiembre de 2008 hasta enero de este año, el diario La Repubblica reconstruyó ayer la agenda de esos días de Berlusconi, y dejó en evidencia su comportamiento.

El 23 de septiembre pasado, por ejemplo, cuando decidió no ir a la inauguración de la asamblea de la ONU en Nueva York (donde tenía agendado un encuentro con la presidenta Cristina Kirchner, entre otros) con el argumento de que tenía que seguir de cerca la crisis de Alitalia, estuvo en una cena con Tarantini, Carolina Marconi, Francesca Garasi, Geraldine Semeghini y Maria Teresa De Nicolò. El 18 de diciembre pasado, en tanto, cuando tampoco faltó a un encuentro navideño con el presidente Giorgio Napolitano debido a un terrible "dolor muscular", tuvo otra comida en Palazzo Grazioli con Linda Santaguida, una joven de la TV, y la modelo brasileña Camila Cordeiro Charão.

En tanto, el nuevo procurador de la república ante el tribunal de Bari, Antonio Laudati, subrayó ayer que desde el punto de vista del resultado de la investigación que involucra a Tarantini, Berlusconi "no tiene ninguna responsabilidad penal".

En un clima creciente de crispación absoluta, el líder del Partido Democrático, Dario Franceschini, no dudó en reaccionar ayer a las palabras del Cavaliere . "Berlusconi dice muchas tonterías, y la última es que es el mejor premier en 150 años de historia. No estoy de acuerdo; hay alguien que hizo más que él: se llamaba Benito Mussolini", disparó.

En sintonía con él, se manifestó el ex premier Massimo D´Alema: "Es una exhibición de delirante machismo senil: Berlusconi es prisionero de sí mismo; lamenta que es violada su privacidad, pero es él mismo el primero que la viola".

Comentá la nota