Berlusconi impulsa una ley que anularía los juicios en su contra

El gobierno conservador italiano presentó en el Senado un proyecto de ley que, de ser aprobado, permitirá abreviar los tiempos de los procesos, lo que podría beneficiar al primer ministro, Silvio Berlusconi.
Se trata de una propuesta que prevé que un proceso no pueda durar más de dos años en cada uno de sus grados: primera instancia, en apelación o ante el Supremo.

Además establece la prescripción de los procesos de primera instancia actualmente en marcha para delitos castigados con una pena máxima de diez años de cárcel y para los que ya hayan transcurrido más de dos años de juicio desde su envío a juicio.

Sin embargo, el texto del proyecto de ley señala que estas disposiciones no se aplicarán en los procesos de aquellas personas que cuenten con antecedentes penales, ni a los delitos ligados con la inmigración, los accidentes en el trabajo, la mafia o el terrorismo.

La introducción de una prescripción de los procesos tras dos años desde el envío a juicio favorecería a Berlusconi, que vería como se extinguen los dos juicios a los que debe enfrentarse tras la invalidación por parte del Tribunal Constitucional de la ley que otorgaba inmunidad a los cuatro altos cargos del Estado.

Según datos publicados por el diario "Il Sole 24 Ore", el juicio por el caso Mills, en el que Berlsuconi está acusado de pagar 600.000 dólares al abogado inglés David Mills para que éste falseara su testimonio en dos procesos contra el primer ministro, habría prescrito el 30 de octubre de 2009, si se tiene en cuenta el día de envío a juicio.

Mientras que el proceso por supuestas irregularidades en la compraventa de derechos televisivos de su grupo de comunicación Mediaset habría prescrito el 7 de julio de 2009.

El texto ha levantado las críticas de la oposición, que desde que se comenzó a hablar de este proyecto de ley denuncia que se trata de un nuevo ardid para beneficiar a Berlusconi tras su pérdida de inmunidad.

El líder del opositor Italia de los Valores (IDV), Antonio Di Pietro, anunció que está dispuesto a solicitar un referéndum contra la propuesta de ley.

Mientras, el secretario general del Partido Demócrata (PD), Pierluigi Bersani, manifestó: "Si la propuesta prevé realizar juicios breves y hacerlos bien, estamos de acuerdo. Si es una norma para no hacer procesos o para no celebrar algunos de ellos, no estamos de acuerdo".

Comentá la nota