Berlín llevará Internet gratis a todos sus rincones

El gobierno instalará banda ancha en una superficie de 92 km2
BERLIN.- Todo trabajador free lance conoce esta sensación: estar en otra ciudad y necesitar, urgentemente, controlar el e-mail o buscar una información en una página web y no encontrar una red donde conectarse.

Pronto en Berlín esta pesadilla pertenecerá al pasado. Los habitantes y los visitadores de la capital alemana podrán decir ¡ Auf wiedersehen ! (¡Hasta luego!) a los cibercafés o a las muy caras conexiones de los hoteles. Un proyecto del gobierno local apunta a llevar la banda ancha a todos los distritos centrales de la ciudad por una superficie total de 92 km2, en lo que sería uno de los proyectos más ambiciosos en este campo.

Tampoco ahora en Berlín es difícil encontrar una manera de conectarse a la Red. La mayoría de los bares de los barrios de Mitte, Friedrichsein y Prenzlauerberg ofrecen la conexión libre sin tener que pagar nada más de lo que se consume. Incluso es muy común para los jóvenes trabajadores independientes, a falta de una oficina donde trabajar, pasar el día entero en los bares que ofrecen esta posibilidad, y hasta organizar reuniones allí.

Sin embargo, lo que hace del proyecto del gobierno una iniciativa innovadora es el hecho de que se trata de un servicio público y totalmente gratuito. Según Brigitte Schmidt, vocera del ministro de Economía de la ciudad, esta semana y la siguiente se llevará a cabo un proyecto piloto.

El plan, ya aprobado, prevé la instalación de las antenas en los faroles de la ciudad. La prueba de 14 días servirá para controlar que la tecnología Wi-Fi no interfiera con otras estructuras de la ciudad y, en particular, con las luces que regulan el tránsito y los semáforos.

A este proyecto piloto seguirá otro, de tres meses, cuya fecha todavía queda por determinar. "Distintas tecnologías se ensayarán en esta fase", explicó Schmidt, quien añadió que los detalles técnicos serán develados sólo después de que termine la etapa experimental.

El esquema piloto, según informó el semanal Der Spiegel , lleva el acceso gratis a Internet en dos áreas centrales de la capital: Unter den Linden y Friedrichstrasse, el centro de la parte este de la ciudad, y Kurfürstendamm y Tauentzienstrasse, es decir, el corazón de la antigua Berlín oeste. Si la primera fase funciona, la idea es extender la cobertura a todos los distritos por un total de 92 km2.

Entusiasmo y escepticismo

Los vecinos del centro de Berlín reaccionaron al proyecto con una mezcla de entusiasmo y escepticismo.

Hans, un chico que trabaja en su ordenador sentado a una mesa del St. Oberholz, un bar de Mitte, se lo cree a medias. "Dudo que vaya a poder trabajar sentado en la puerta de Brandenburgo a la misma velocidad que en un café como éste. Aunque me parece muy bien que un gobierno se mueva en esta dirección, porque el acceso a Internet para un joven se ha convertido en una necesidad primaria", reconoció Hans.

El St. Oberholz es un café acogedor de dos pisos, enormes ventanas, cálidas mesas de madera y butacas con almohadones, en el que casi todos los clientes utilizan una computadora portátil. Tina, una camarera, no cree que el proyecto pueda afectar el éxito de este lugar. "Las personas seguirán viniendo a sitios como éste porque es práctico, favorece la socialización e Internet también es gratis", dijo.

Pragmático, Theodor Krumm enumeró, mientras dejaba momentáneamente de lado su computadora Apple, una serie de posibilidades que ya existen en la ciudad para acceder a Internet. "Existen distintas comunidades muy populares en Berlín, como Freifunk o FON Comunity, que permiten utilizar su conexión en forma libre, y de la misma manera tener acceso como miembro a las redes de otros", añadió.

Si se llegan a cubrir todos los distritos, Berlín será la capital europea de Internet y una de las pocas metrópolis mundiales en ofrecer este servicio. Otras ciudades del Viejo Continente, como Londres y París, ofrecen acceso a Internet gratuito en zonas muy limitadas y con el apoyo de compañías privadas, por lo que, por ejemplo, en la capital británica el usuario está obligado a ver, cada 15 minutos, largos mensajes con promociones mientras utiliza la conexión pública.

En San Francisco, un proyecto similar al de Berlín se llevó a cabo a través de un compromiso entre el ayuntamiento de la ciudad y Google.

A pesar de todo los detalles técnicos que quedan por definir, la iniciativa berlinesa tiene todavía que superar las resistencias de las empresas de comunicación que ofrecen estos servicios de pago. "Una iniciativa enteramente subvencionada por el Estado minaría los fundamentos de los operadores comerciales", afirmó George von Wagner, vocero de Deutsche Telekom.

Claves

* Proyecto. El gobierno apunta a llevar banda ancha gratuita a todos los distritos centrales de Berlín, en lo que sería uno de los proyectos más ambiciosos en este campo.

* Extensión. Si el plan piloto funciona, la idea es extender la cobertura a una superficie total de 92 km2.

* Capital. Si se llegan a cubrir todos los distritos, Berlín será la capital europea de Internet.

* Otros casos. París y Londres ofrecen acceso a Internet gratuito, pero en zonas muy limitadas.

Comentá la nota